Avanza la igualdad: ONU aprueba la segunda resolución pro-diversidad sexual de su historia

onu

 Por 25 votos a favor y 14 en contra. El texto, que expresa preocupación por la homofobia y la transfobia social y legal y llama a estudiar la realidad de la diversidad sexual en el mundo, fue encabezado en forma inédita por Chile, tras propuesta formulada por la ILGA y el Movilh al Gobierno.

Por 25 votos a favor, 14 en contra y 7 abstenciones el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas aprobó ayer en Ginebra la segunda resolución de su historia donde se pronuncia contra la discriminación a lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales (LGBI).

Denominada “Derechos Humanos, Orientación Sexual e Identidad de Género”, la propuesta fue encabezada en forma inédita por Chile, contándose con el co-patrocinio de Brasil, Colombia y Uruguay.

La resolución de la ONU expresa “gran preocupación por los actos de violencia y discriminación, en todas las regiones del mundo, que se cometen contra personas por su orientación sexual e identidad de género”.

En ese sentido, los Estados acogieron “con beneplácito los positivos avances a nivel internacional, regional y nacional en la lucha contra la violencia y la discriminación por motivos de orientación sexual e identidad de género”.

Junto con valorarse los esfuerzos de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos “para combatir la violencia y la discriminación” y tomar nota “sobre leyes y prácticas discriminatorias y actos de violencia cometidos contra personas por su orientación sexual e identidad de género”, la resolución llamó a la ONU a “compartir buenas prácticas y formas ya existentes de superar la violencia y la discriminación” y a presentar un informe actualizado sobre la realidad LGBTI en el mundo.

“Si bien debe tenerse en cuenta la importancia de las particularidades nacionales y regionales, así como de los diversos patrimonios históricos, culturales y religiosos, los estados tienen el deber, sean cuales fueren sus sistemas políticos, económicos y culturales, de promover y proteger todos los derechos humanos y las libertades fundamentales”, puntualizó la resolución junto con instar a la ONU a “seguir ocupándose” de los derechos humanos de la diversidad sexual.

Reacciones

Para el Movilh “ayer vivimos un hecho histórico, pues un país identificado a nivel internacional como conservador encabezó un texto que enfrenta a la homofobia y la transfobia a nivel mundial. Felicitamos al Gobierno de Chile, a la presidenta Michelle Bachelet, al canciller Heraldo Muñoz, y especialmente a la embajadora Marta Maurás por este paso que nos enorgullece, así como a Brasil, Colombia y Uruguay por ser copatrocinadores”.

Añadió que “Chile ha dado un ejemplo al mundo, el cual por cierto implica un desafío. El Estado de Chile al asumir el liderazgo de este texto, ha dicho frente al mundo que no tolera la discriminación hacia la población LGBTI y, por tanto, deberá avanzar decididamente para erradicar los abusos sociales y legales contra este grupo humano en nuestro país”.

“Lo anterior claramente pasa porque Chile derogue normas discriminatorias, apruebe las uniones civiles, el matrimonio igualitario y la ley de identidad de género y implemente medidas que refuercen el cambio cultural de respeto a la diversidad social”, puntualizó el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh).

Votos a favor y votos en contra

Al igual como ocurrió con la primera resolución aprobada por la ONU el 2011, esta vez hubo un fuerte lobby de países asiáticos, africanos y de Rusia contra el texto.

De hecho, antes de votarse la resolución se discutieron siete enmiendas que hicieron Emiratos árabes Unidos, Egipto, Nigeria, Congo, Uganda y Bahrein para limitar los alcances del documento.

Todas las enmiendas fueron rechazadas en votación tras la exposición de la embajadora Maurás, quien intervino en reiteradas ocasiones para defender la resolución en alianza con sus colegas de Brasil, Colombia, y Uruguay.

“Promover los derechos humanos de todas las personas es el mandato de este consejo. Nada puede justificar las violaciones a las personas en relación a la identidad de género o condición sexual. Es deber de los estados tomar medidas contra la discriminación”, dijo la embajadora.

Sin ir más lejos el jueves pasado había sido el propio secretario general de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon quien pidió a los países miembros que no dejaran de “levantar la voz” para luchar contra la discriminación por motivos de orientación sexual e identidad de género.

Su declaración la dio al inaugurar un encuentro entre ministros de distintos países donde se abordó la realidad LGBTI, todo en el marco de la Asamblea General de la ONU.

Finalmente, de África, sólo Sudáfrica aprobó la resolución, mientras que Argelia, Botsuana, Kenia, Marruecos, Costa de Marfil, Gabón la rechazaron. Benín, Burkina Faso, Congo, Etiopía, Namibia, Sierra Leona se abstuvieron.

En Asia, respaldaron Japón, República de Corea, Vietnam. Por su parte, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Indonesia, Pakistán, Kuwait, Maldivas la reprobaron y China, Filipinas, Kazajistán, India se abstuvieron.

En Europa Central y del Este, sólo Rusia la rechazó, mientras que Estonia, Ex República Yugoeslava de Macedonia, Montenegro, República Checa, y Rumania votaron a favor.

En tanto, todos los países de Latinoamérica y el Caribe con presencia en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU votaron a favor (Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, Cuba, México, Perú, Venezuela) al igual que el denominado Grupo Occidental (Alemania, Austria, Estados Unidos, Francia, Irlanda, Italia, Reino Unido).

En referencia los estados opositores el Movilh explicó que se trata de “países que no tienen términos intermedios. Se trata de Estados que castigan en forma horrorosa a las orientaciones sexuales o identidades de género diversa y que son cómplices de brutales atropellos hacia la población LGBTI. En estos momentos toda nuestra solidaridad para las personas que viven en estos países. Lo ocurrido hoy en la ONU demuestran que Estados con estas políticas son cada vez menos, y esperamos que eso sea una luz y esperanza para quienes más sufren la homofobia y la transfobia en el mundo”.

Historia de la resolución

El contenido del texto es muy similar a la Primera Resolución sobre igual tema que la ONU aprobó el 2011.

Sin embargo, a diferencia de lo que había pasado con la OEA que tras aprobar su primera resolución sobre diversidad sexual el 2008 todo los años siguientes ha dado el visto bueno a un nuevo texto, en la ONU sólo se había dado la señal el 2011.

Esta situación preocupó a la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (ILGA) a Arc Internacional, las que en coordinación con el Movilh exploraron y gestionaron la posibilidad de que Chile presentara la resolución.

En ese contexto, el activista del Movilh, Rolando Jiménez,  comenzó a gestionar en reuniones en Ginebra con la embajadora Maurás que Chile liderará el texto, mostrándose la diplomática desde el inicio favorable a la iniciativa.

A la par Jiménez se reunió con la Cancillería, efectuó llamados diarios a dicha instancia se contactó con los ministerios Secretaría General de Gobierno y de la Presidencia y con el Instituto Nacional de Derechos Humanos, además de enviar cartas a la primera mandataria Michelle Bachelet.. En este panorama el movimiento se reunió con canciller Heraldo Muñoz y con la ministra Ximena Rincón en Chile.

Interesante en constatar, que la salida del armario del marino Mauricio Ruiz en agosto pasado, fue un aspecto discutido por el gobierno diplomacia chilena, convirtiéndose en unos de los factores que motivo a nuestro Estado a asumir el liderazgo.

Por su lado la ILGA, que apoyó todas las gestiones del Movilh en Chile, y Arc Internacional, coordinaron al movimiento LBTI mundial para que efectuaran sus respectivas incidencias, logrando finalmente el trabajo colectivo y decidido de todas y todos el triunfo.

Notas relacionadas:

El Rancahuaso

Cáscara Amarga

El Periodista

Radio Biobío

Washington Blade

Dos Manzanas

El Metropolitano

Hunter