inserta tu búsqueda

Noticias

Movimiento gay y transformistas agradecieron en un hermoso velorio los aportes del director de teatr

Compartir

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) y transformistas de la discoteque Queen rindieron un homenaje al fallecido director de teatro Andrés Pérez durante su velorio, efectuado en el Teatro Providencia el anterior 4 de enero.

A petición del productor del Gran Circo Teatro, Leonel Cornejo, el Movilh y los artistas de la comunidad homosexual expresaron a Pérez el agradecimiento de los gays y lesbianas de Chile por sus insuperables aportes culturales, sociales y políticos.

En el bello velorio los artistas Paulette Favres, Titit Aubert, Bianca Rinaldi y Claudia Larson doblaron temas de conocidas cantantes para homenajear a Andrés Pérez con uno de los espectáculos más característicos de los gays criollos, el transformismo, que esta vez tuvo como escenario un ambiente emotivo y psicológico irrepetible y perdurable en la memoria de todos los asistentes.

El velorio se perfiló, a pesar de la enorme pena por una gran pérdida, como una hermosa fiesta, pues además de transformistas hubo diversas expresiones artísticas durante toda la noche que, al combinar las lágrimas y las risas, expresaron la belleza de todos los seres humanos que a veces se encuentra tan escondida. Sólo personajes como Andrés Pérez tienen la capacidad de desencadenar, incluso después de su muerte, ese tipo de sentimientos y más de aún de convertir al fin de una vida en una fiesta ” señaló el presidente del Movilh, Rolando Jiménez .

Para el dirigente ” el homenaje de los homosexuales a Pérez, tributo pequeño comparado con la enormes expresiones de otros sectores que recordaron al genio del teatro, fue un sentimiento sincero, pero también una obligación, por cuanto haber desconocido las contribuciones del director para el desarrollo de nuestra nación sólo sería un síntoma de estupidez, de ignorancia o de carencia de gratitud “.

Andrés Pérez nació en 1951 en Punta Arenas, en el sur de Chile, y a los 22 años inició una sistemática y exitosa carrera artística en el Bim Bam Bum y el Teatro Itinerante, destacando además en la danza y en la ópera.

A fines de los años 70 se expresó en contra de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) con el teatro callejero, iniciativa que acercó esa expresión artística a los sectores de escasos recursos económicos.

Tras completar una beca en París, en 1998 estrenó la “La Negra Ester” con la compañía Gran Circo Teatro en Puente Alto, obra que se convertiría en la más vista en las tablas chilenas. A esa obra siguieron, entre otras, “El Desquite”, “La consagración de la pobreza”, “Nemesio pelao ¿qué es lo que te ha pasao?, “Chañarcillo” y “Tomás” , mientras en 2000 volvió al teatro callejero con “El principito” y en 2001 estrenó “La Huida” , donde se refirió sin tapujos a la discriminación contra los homosexuales.

La lucha de Pérez por democratizar el arte y acercarlo a todos los sectores sociales se expresó además con el montaje de óperas populares, destacando “Le cambiale di matrimonio” .

Artículo del Movilh sobre el fallecimiento de Andrés Pérez publicado por La Nación el 5 de enero de 2001.

UNA VALENTIA INFINITA

Andrés Pérez aportó en forma significativa a la lucha de los gays y lesbianas que estamos organizados hace 10 años, pues al asumir en forma pública su orientación sexual dio una muestra de valentía infinita que traspasó y sensibilizó, a través de sus obras, las conciencias más duras y retrógradas que disfrutaban -y seguirán disfrutando- de sus geniales obras.

Los ingredientes de “nuestro director de teatro” a esta sociedad son doblemente relevante cuando coincidimos en que Andrés obtuvo su libertad y solidificó su transparencia mediante gestos públicos que podrían haber dañado sus relaciones más preciadas con familiares y amigos cercanos.

Como miembros de la organización gay más antigua de Chile, y en función de la experiencia acumulada, estamos seguros que las decisiones de “nuestro hermano” respecto a su orientación sexual sirvieron de ejemplo, o al menos posibilitaron a través del aporte de Andrés a los avances culturales, que personajes como Italo Passalacua y Pablo Illanes , expresaran en forma pública y con dignidad su homosexualidad.

El célebre director de teatro ayudó con su ética y estilo de vida a aminorar el guetto que afecta a muchos homosexuales y lesbianas de Chile, pues su accionar fue múltiple y en la globalidad de sus propuestas la “temática gay” resultó ser un dato minúsculo en el mar de aportes sociales, políticos y culturales al desarrollo de nuestra nación.

Porque Andrés siempre estuvo dispuesto a sumarse a las iniciativas que contribuyeran a aminorar la discriminación y la intoleracia y porque en variadas ocasiones colocó su talento al servicio de la causa de las minorías sexuales, siendo el ejemplo mas palmario la creación y el montaje de La Huida, es que los homosexuales sólo podemos decir gracias. Gracias Andrés por haber nacido en este país donde la homofobia es una de las discriminaciones más graves.

Rolando Jiménez.
Presidente del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual
(Movilh) 1 1 0 1 2002-01-11 17:13:33 2

Tags:

Tal vez te interese