inserta tu búsqueda

Noticias

Presidente del Movilh obtuvo cerca de dos mil votos en elecciones municipales

Compartir

Desde un comienzo se supo que era difícil que el presidente del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), Rolando Jiménez, pudiera ocupar el cargo de concejal en Santiago, la comuna más emblemática del país.La dificultad no sólo se explica por los niveles de homofobia existentes Chile, la carencia de recursos económicos para la campaña, la escasa cobertura mediática y los fuertes contrincantes que militan en los partidos políticos, sino también por el sistema electoral que derivó en que candidatos con menor votación a la de Jiménez fueran electos concejales.

Pese a no ser electo, Jiménez y su comando se sienten satisfechos con los mil 894 votos que se obtuvieron en una lucha que involucró a 20 candidatos a concejal.

“Sabemos, por la campaña que hicimos en el último mes, que el trabajo desarrollado por el Movilh y mi persona es muy valorado entre los homosexuales no organizados, quienes nos recibieron con aplausos contundentes en las discotecas y bares de Santiago.
“También, y gracias a esta experiencia, nos dimos cuenta que muchos vecinos valoran y confían en nuestra apuesta, fenómeno gratificante en un país donde los niveles de homofobia son altísimos”, señaló Jiménez.

Aunque Jiménez compitió en un cupo independiente de la alianza oficialista, su campaña se desarrolló con total y absoluta autonomía de los partidos políticos, “lo cual aunque pudo jugar en contra, es ético y honesto pues responde a los principios de auto-representación que garantizamos al movimiento homosexual”, agregó.

A juicio del comando de Jiménez, los resultados positivos de la incursión del movimiento homosexual en la carrera electoral fueron el “hacernos más conocidos y valorados por los ciudadanos comunes y corrientes de la comuna y demostrar, al mismo tiempo, que con honestidad y trasparencia es posible luchar porque todos los ciudadanos estén representados en el poder político”.

El presidente del Movilh valoró además que la alianza oficialista, en específico el PPD, se “hubiera jugado por darnos un cupo en las elecciones municipales y respetara nuestra autonomía, hecho inédito en la región porque otras candidaturas gays siempre han sido apoyadas por fuerzas extraparlamentarias”.

Jiménez reconoció que respecto al apoyo homosexual “cometimos un error estadístico porque si bien el respaldo era y es claro y contundente, la mayoría de ellos no está inscrito en los registros electorales. Así, y como dato anecdótico, en un discoteca fui aplaudido por la totalidad de los clientes, pero cuando el animador preguntó quienes estaban inscritos, estos eran solo dos”.

Junto con valorar el apoyo de personas heterosexuales, y “de familias completas”, Jiménez puntualizó que “el movimiento homosexual sigue con fuerza para competir en otras carreras electorales. Con la experiencia acumulada sabemos qué debemos o no debemos hacer y en que momento. Por supuesto, que toda lucha en este plano tiene que darse paralelo a un debate que modifique el actual sistema electoral, el cual injustamente permite a quienes tienen menor votación acceder a un cargo público”.

El comando de Jiménez se compuso de una 15 personas, todas voluntarias que recorrieron ferias, estaciones de metro, discotecas, bares y casas de toda la comuna a las cuales se repartió un volante que fue dejado bajo las puertas.

“Debido a la falta de recursos humanos no pudimos hacer puerta a puerta y sólo tuvimos tiempo para tirar los folletos en las casas. Lo cierto es que no nos dimos ni nos damos por vencidos y eso es lo bueno”, señaló la transgénero Karin Marshall tras recordar que uno de los aspectos más atractivos de la campaña fue el “Rola Movilh”, un furgón que con las banderas del arcoiris recorrió toda la comuna llamando la atención de los transeúntes.

Notas relacionadas:
Terra

OpusGay

Tags:

Tal vez te interese