inserta tu búsqueda

Noticias

Organizaciones de mujeres protestan contra dictamen que prohíbe la píldora del día después

Compartir

Se manifestaron contra  la Contraloría General de la República por impedir la distribución del levonorgestrel. El Movilh solidarizó con las mujeres y acusó que “quienes se oponen a la píldora y a la unión civil homosexual son los mismos”.

 

Representantes de diversas organizaciones de mujeres se manifestaron ayer en el frontis de la Contraloría General de la República contra el dictamen de ese organismo de prohibir la entrega de la píldora después, o levonorgestrel, en municipios, Ong´s y clínicas privadas.

“Hacemos un llamado a los chilenos y a las chilenas a no dejarse dominar por leyes y fallos que son ilegítimos. Aquellos alcaldes que tienen el juicio de que el soberano es el pueblo, a que sigan distribuyendo la píldora”, sostuvo la representante del Grupo de Mujeres de Plaza Ñuñoa, Tatiana Hernández.

Entre otros organizaron y convocaron la manifestación, el  Movimiento Pro Emancipación de la Mujer Chilena, el Foro Red de Salud y Derechos Sexuales y Reproductivos, el Instituto Chileno de Medicina Reproductiva, la Corporación Humanas, la ONG Prosalud y la Asociación Chilena de Protección de la Familia (Aprofa).

La protesta, como ha ocurrido en demandas pasadas por la píldora, contó con la solidaridad del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) que también estuvo presente en la protesta de ayer.

Durante la manifestación las mujeres recordaron que en días recientes “varias mujeres, todas pobres, han arriesgado su vida en abortos clandestinos e inseguros, o han abandonado e incluso matado a sus hijos, demuestran descarnadamente la dura realidad de los embarazos no deseados, muchas veces relacionados con pobreza, abandono, violencia, desinformación y falta de oportunidades para vivir una vida digna”.

Calificaron además de “despreciables el doble discurso que oculta que las mujeres con recursos sí pueden optar tanto a la anticoncepción de emergencia como a abortos seguros, sin ser condenadas de ninguna forma ni mucho menos encarceladas, remarcando la histórica inequidad e injusticia social que prevalece en nuestro país”.

El pasado 16 de junio, y sin pronunciarse respecto a sí la píldora del días después es abortiva o no,  la Contraloría General de la República emitió el dictamen tras ser  requerido por diferentes instancias, como la Asociación de Municipios y el abogado Jorge Reyes, en representación de grupos denominados pro vida.

Tales grupos habían solicitado a la Contraloría determinar  los alcances jurídicos del fallo del Tribunal Constitucional, que en abril de 2008 impidió al Ministerio de Salud seguir incluyendo el medicamento en las políticas sobre fertilidad, tras una demanda encabezada por parlamentarios de la Unión Demócrata Independiente. (UDI)

En respuestas, variados parlamentarios de la Concertación, como Fulvio Rossi, decidieron distribuir la píldora en sus oficinas, mientras que el gobierno anunció que la próxima semana enviará al Congreso Nacional un proyecto de ley para garantizar la libre entrega de la píldora del día después.

LA POSTURA DEL MOVILH

Sobre  la materia, el Movilh acusó hoy a la UDI de “persistir en democracia con la violación a los derechos humanos de chilenos y chilenas en función de sus legítimas diferencias ideológicas con la mayoría de la población”.

El Movilh sostuvo que la UDI, a través de su diputada María Angélica Cristi, ha “hablado de una imposición ideológica” al referirse a la demanda ciudadana de garantizar el libre acceso a la píldora del día después, “utilizando el mismo argumento para rechazar las uniones civiles entre personas del mismo sexo”.

“Es un descaro hablar de una imposición ideológica, cuando la colectividad que históricamente ha tratado de regir al país bajo sus creencias conservadoras ha sido precisamente la UDI. La píldora del día después y las uniones civiles son para quienes necesitan y quieran acceder a estos derechos, no son impuestos a nadie. Es la UDI la que quiere que todos asuman sus principios, es ese el partido que ha ideologizado el respeto integral a los derechos humanos”, añadió.

La UDI “al oponerse a la píldora viola los derechos sexuales y reproductivos, reconocidos como derechos humanos, y al rechazar  las uniones civiles, viola la igualdad legal de todo tipo de parejas, dejando en completa vulnerabilidad social a quienes aman a personas de igual sexo”.

El movimiento de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales puntualizó que “es ya tiempo que la UDI asuma que las demandas por la unión civil y por la píldora del día después son necesidades sociales, no ideologías o movidas políticas. Es precisamente el rechazo al avance de estas propuestas, el que se  sustenta en ideologías conservadoras que niegan igualdad para todos y todas”

En una línea similar, el organismo repudió además al presidente de la Mesa Ampliada Unión de Iglesias Evangélicas, Emilian Soto, quien ayer señaló que “sería amoral que se propiciara el matrimonio entre personas del mismo sexo”.

“Acá la única inmoralidad es impedir la igualdad legal para todos y todas sólo por concepciones homofóbicas”, apuntó el Movilh.

Notas relacionadas:

Santiago Gay

Tags:

Tal vez te interese