inserta tu búsqueda

Noticias

Agrupación de madres lesbianas protesta contra Corte Suprema

Compartir

Una pacífica manifestación enmarcada en el primer aniversario del fallo de la Corte Suprema que quitó la tuición de sus tres hijas a la jueza Karen Atala, comandó hoy Las Otras Familias, entidad de madres homosexuales dirigida por la pareja de la magistrada, la historiadora Emma de Ramón.

La manifestación tuvo por fin “conmemorar una triste fecha de una decisión judicial que ha marcado con tanta crueldad la vida de tres pequeñas niñas y de su madre”, indicó Las Otras Familias.

Respaldada por el senador Carlos Ominami, la protesta en el frontis de los tribunales reunió a unas cincuenta personas, entre representantes de la Fundación Ideas, el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), Sidacción, Trabajos y Estudios Lésbicos, el Movimiento Unificado de Minorías Sexuales y la Coordinadora Universitaria por la Diversidad Sexual (Cuds).

En un claro rechazo al fallo de la Corte que el 31 de mayo del 2004 anuló dos sentencias que habían otorgado la tuición de las tres menores a la jueza Atala, Las Otras Familias sentenció que “no nos tapemos los ojos, hasta la peor de las delincuentes (homicidas y narcotraficantes) es recluida con sus propios hijos en la cárcel” .

La manifestación, que incluyó un minuto de silencio en memoria de las víctimas de la homofobia, se extendió por cerca de una hora, desarrollándose con absoluta normalidad y con el claro respaldo de la totalidad del movimiento homosexual chileno.

En la actualidad el caso de la jueza se encuentra radicado en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), instancia que deberá definir si acepta o rechaza una demanda entablada por Atala contra el Estado chileno y en rechazo al fallo de la Corte Suprema.

“El Estado de Chile no ha ganado nunca una demanda que se le ha hecho, por lo tanto nosotras esperamos que ocurra exactamente lo mismo”, dijo De Ramón.

“Además, el mérito del proceso es de una contundencia tal que es imposible que la comunidad internacional, que ya está conmovida por este hecho puntual que le ha ocurrido a Karen, no se dé cuenta y no actúe. Esperamos que falle finalmente castigando al Estado de Chile por la discriminación que ha hecho en este caso”, puntualizó.

A nivel internacional el caso es también conocido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) gracias a denuncias en persona efectuadas por el Movilh en Ginebra y al envío de informes sobre la materia que dicho movimiento elaboró el año pasado.

LA VOZ DE EMMA

A continuación se reproduce una columna redactada por De Ramón (en la fotografía) y publicada por La Nación que expresa el sentir suyo, de su pareja y de las menores en torno al histórico fallo de la Corte Suprema

“Hace un año, la Corte Suprema, en un fallo de mayoría, quitó la tuición de sus tres hijas a una madre lesbiana -mi pareja-, Karen Atala, jueza. Una mujer que, me consta, es un modelo de rectitud y la mejor madre que cualquier hija o hijo pudiera tener.

En conmemoración de esta triste fecha, “Las Otras Familias” y un grupo de activistas guardaremos un minuto de silencio en repudio por una decisión judicial que marcó con tanta crueldad la vida de tres pequeñas niñas y de su madre, cuyo único delito es vivir plenamente su orientación sexual.

El fallo es la punta visible de un fenómeno que recién asoma en la opinión pública chilena. La verdad de miles de lesbianas y homosexuales que viven esquivando la discriminación, la censura y la conculcación de sus derechos civiles. Desde el artículo 373 del Código Civil hasta la negación de maternidad lésbica que contiene dicho fallo.

Las lesbianas y homosexuales vivimos en una sociedad que nos reprime cruelmente. Hasta la peor de las delincuentes es recluida con sus propios hijos en la cárcel, donde los niños crecen rodeados de criminales. Pero basta que una mujer se niegue a ocultar su condición de lesbiana para que se rasguen vestiduras por los derechos de los niños a vivir en ambientes heterosexuales que, como todos sabemos, no son ninguna garantía para el buen desarrollo infantil.

Son las familias heterosexuales las autoras de las más grandes atrocidades hacia esos niños: la pedofilia, el maltrato, el abandono.

Las lesbianas y homosexuales de Chile seguimos esperando algún pronunciamiento de los parlamentarios, del gobierno, del Estado, de los precandidatos. Pero todos ellos guardan un pudoroso silencio.”

Notas relacionadas:

El Mostrador

Radio Cooperativa

Radio Infinita

La Segunda

Terra

OpusGay

Rompiendo el Silencio

Tags:

Tal vez te interese