Repudian que Comisión de Familia rechazara legislar sobre uniones homosexuales y heterosexuales

“Una de las razones de este rechazo es la homofobia de algunos diputados UDI”, denunció el Movilh, al expresar su interés por que el tema se reponga en la Sala y al anunciar una campaña informativa para las minorías sexuales sobre los parlamentarios opositores a la igualdad de derechos y que quieran ser reelectos.

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) expresó hoy su completo repudio porque la Comisión de Familia de la Cámara de Diputados rechazara ayer legislar sobre las uniones civiles, “dejando con ello en completa vulnerabilidad social, previsional, patrimonial y de herencias a las parejas compuestas por personas de igual y distinto sexo”

“Una parte importante de la Comisión de Familia no quiere legislar porque teme que en Sala se amplíe la ley a las parejas homosexuales.  Es decir, hay un rechazo homofóbico a esta norma encabezado por la propia presidente de la Comisión, María Angélica Cristi. Eso lo esperamos revertir en Sala con el respaldo que ya hemos obtenido de parlamentarios de todos los partidos, a excepción de la UDI”, sostuvo el Movilh.

La Comisión que rechazó legislar por 8 votos contra 3, “está cediendo a presiones de grupos conservadores y religiosos, olvidando que Chile es un Estado laico. Esta votación amplia la vulnerabilidad social de las parejas heterosexuales que no quieren casarse, y de las homosexuales, que no pueden contraer matrimonio”, añadió el movimiento de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales.

La Comisión ya había rechazado incorporar a las parejas homosexuales en el proyecto de uniones civiles, pese a variadas indicaciones efectuadas por el Movilh con el apoyo de parlamentarios de la Concertación y de RN.

“Ahora se quiere negar este derecho a todas las personas, obligándolas a optar por un solo tipo de institución, el matrimonio. Mientras en otros países avanzan las uniones civiles, sin generar impactos en las familias o el matrimonio, en Chile se generan falsas alarmas por dogmas y prejuicios. A la par se niega a las parejas homosexuales acceder a los mismos derechos a que las heterosexuales”,

El Movilh puntualizó que la Comisión de la Cámara pasó además por alto “que todos los candidatos presidenciales, excepción de Adolfo Zaldívar, se han pronunciado a favor de esta regulación, escuchando el mayoritario sentir de los chilenos y chilenas. Esperamos que una vez repuesta la discusión en la Sala, la mayoría que ya ahí ha respaldado nuestras indicaciones y propuestas se manifieste, revirtiendo esta deuda histórica en materia de derechos humanos y haciendo honor a los compromisos adquiridos”.

El movimiento de minorías sexuales anunció, por último, que próximamente elaborará un boletín informativo sobre derechos humanos que se distribuirá gratuitamente en todos los espacios frecuentados por las minorías sexuales en Santiago y regiones, gracias al respaldo de la Embajada de Holanda.

“En este boletín informaremos a las minorías sexuales sobre cuales son los parlamentarios que se oponen por homofobia a las uniones civiles, a objeto de que decidan en conciencia el voto en los casos de quienes quieran ser reelectos”, puntualizó el Movilh

Votaron en contra de las uniones civiles los diputados María Angélica Cristi (UDI), Ramón Barros (UDI), Sergio Bobadilla (UDI),  Alberto Cardemil (IND), José Antonio Kast (UDI), Nicolás Monckeberg (RN), Jorge Sabag (DC) y Carlos Olivares (PRI) Votaron a favor Carlos Jarpa (PRSD), Adriana Muñoz (PPD) y Marcelo Schilling (PS).

LLAMADO A LA IGLESIA

En un ángulo similar, el Movilh llamó a la Iglesia Católica de Chile a definir claramente su postura en torno a las uniones civiles o de hecho, ello luego de que altos representantes de la institución “expresaran ideas distintas”.

De esa manera, el Movilh respondió al obispo auxiliar de Santiago, Fernando Chomalí, quien señaló ayer a través de El Mercurio que “darle estatuto jurídico a las uniones de hecho lo único que logra es empobrecer el matrimonio como siempre se ha entendido y que tan bien expresado está en el Código Civil”, dijo.

“En primer lugar, nunca la Iglesia ha aclarado de que manera las uniones  civiles o de hecho debilitan al matrimonio o la familia. No hay ninguna prueba ni experiencia en el mundo que demuestre tal prejuicio, Las uniones civiles o de hecho son para quienes no pueden o
no quieren contraer el matrimonio. A quienes corresponden velar por el matrimonio, es a quienes contraen este vínculo, no a otros”, sostuvo el Movilh.

Añadió que “la Iglesia puede expresar su opinión, pero no puede intervenir políticamente en el Congreso Nacional, como la hecho Chomalí, para que existan sólo leyes a su medida. Chile en un Estado laico”.

El organismo redondeó que “lo más lamentable es que la iglesia no tiene postura clara en este tópico, pues el cardenal Francisco Javier Errázuriz se ha mostrado en más de oportunidad favorable a la egulación del régimen patrimonial, previsional  y de salud, incluso en parejas homosexuales, y eso se llama unión de hecho ounión civil”.

AG Magazine

Sentido G

Opus Gay

Opus Gay II