Movilh llama a apoyar con propuestas y sin oportunismos electorales las uniones civiles en Chile

El debate se instaló con gran fuerza en la carrera electoral, luego de que el candidato de la Concertación, Eduardo Frei, apoyara legislar sobre el tema, al igual como ya lo había hecho el aspirante de la Derecha en el 2005.  Movilh llamó a traducir las ideas a la realidad  y repudió el oportunismo de quienes intentan apropiarse del tema.

Tras el debate originado ayer por el apoyo brindado por el candidato a la presidencia, Eduardo Frei, a las uniones civiles entre personas del mismo sexo, el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) valoró el gesto, pero al mismo tiempo llamó hoy a todos los aspirantes a La Moneda a respaldar el tema con “propuestas realistas y sin oportunismos”.

“Esas situaciones hay que regularlas, de tal manera que se le busque solución a los temas puntuales de esas uniones entre parejas del mismo sexo”, dijo el senador democratacristiano, a lo que siguió hoy una idea similar del candidato de la Derecha, Sebastián Piñera, quien ya en octubre del 2005 se había comprometido con el Movilh en esta materia en su primer intento por llegar a La Moneda.

Esta jornada, la discusión llegó hasta la propia Iglesia Católica, que sin oponerse al tema, llamó a debatir sobre propuestas concretas y no sobre ideas ambiguas. Con todo lo cierto es que la Iglesia ya se había manifestado a favor de regular este tema mediante declaraciones del cardenal Francisco Javier Errazúriz.

“La verdad es que toda la Concertación y un parte de la derecha ya se había comprometido con nosotros en esta temática. Todos, o la mayoría, están de acuerdo con las uniones civiles por tanto, más que palabras, se requiere acciones”, apuntó el Movilh.

El organismo repudió además los intentos del comando de uno de los seis aspirantes a La Moneda por  “apropiarse  con fines electorales de este tema”, señalando que el debate había sido puesto en la opinión pública por una determinada candidatura.

“El debate sobre las uniones civiles y el matrimonio han sido instalado por la sociedad civil. La sociedad civil lo ha impulsado y conseguido los apoyos transversales, no un determinado partido o político. Este tipo de oportunismos no lo aceptamos, porque se basa en falsedades y no ayuda a conseguir justamente el objetivo de hacer realidad las uniones civiles”, añadió el Movilh, tras aclarar que, al menos hasta ahora, el organismo no ha dado su apoyo a ningún candidato.

El movimiento de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGTB), repudió por el último la “persistente homofobia”  del diputado UDI Iván Moreira, y del presidente de Renovación Nacional, Carlos Larraín, quien declaró que “Frei está más perdido que el teniendo Bello” al apoyar las uniones civiles, en su afán por “capturar los votos de la Izquierda”.

“Las uniones civiles entre personas del mismo sexo no son un tema de izquierdas, derechos o centros. Es un tema de derechos humanos, que viene  a corregir violaciones a la igualdad. Por eso sus apoyos son transversales”, puntualizó el Movilh.

DECLARACIÓN PUBLICA
A continuación se reproduce la declaración pública emitida hoy por el Movilh en torno a las uniones civiles:

Tras el debate originado por el apoyo brindado por el candidato a la presidencia, Eduardo Frei, a las uniones civiles entre personas del mismo sexo, el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) considera oportuna decir, aclarar y/o recordar variados elementos destinados a que la ciudadanía maneje una información real sobre este tópico.

1.- Valoramos profundamente que el ex presidente Frei dé un paso como este, pues su señal abre nuevas posibilidades que de las parejas, homosexuales o heterosexuales, que no deseen o no pueden casarse, lleguen a contar en el futuro con un piso de estabilidad social y jurídica básica para su calidad de vida.

2.- Recordamos que todos los partidos de la Concertación, incluida la DC, se comprometieron públicamente en junio del 2007 en una reunión con nuestra organización a apoyar las uniones civiles. En esta apertura de la DC jugaron un rol protagónico la entonces presidenta del partido y senadora Soledad Alvear, junto a la ex intendenta Ximena Rincón, quienes habían oficializado su apoyo en cita con el Movilh en septiembre del 2006.

3.- Que en las pasadas elecciones presidenciales el candidato Sebastián Piñera apoyó una propuesta concreta de uniones civiles, el Pacto de Unión Civil (PUC), en reunión sostenida con nuestra organización en octubre del 2005. En tanto Michelle Bachelet incorporó esta demanda en su programa presidencial tras recibir nuestras propuestas a través de la Fundación Chile 21.

4.- El Gobierno de Bachelet no cumplió sin embargo este compromiso, por lo que en la nueva declaración de Frei vemos una nueva e importante posibilidad que exigimos deje ser meramente discursiva.

5.- Es importante recordar además que no sólo los candidatos o los partidos han apoyado las uniones civiles que regulen temas patrimoniales o sociales de parejas del mismo sexo más, pues más de 100 organizaciones sociales que se han aliado al Movilh en esta tema también lo han hecho. Estos grupos son los responsables de instalar el debate en el país.

Lo mismo ha sucedido con otros importantes personajes públicos que aún cuando rechazan rotundamente el matrimonio entre personas del mismo, si están por regular régimen patrimoniales  o sociales. Son los casos del cardenal Francisco Javier Errázuriz (10/octubre/ 2004 y 14/abril/2009), del presidente de la Corte de Apelaciones, Cornelio Villarroel Ramírez (5/marzo/2007) y de los ex presidentes de la Corte Suprema Enrique Tapia (11/enero/2006) y  Mario Garrido Montt (16 de junio 2003). En tanto, el actual presidente del Máximo tribunal, Urbano Marin, llegó más lejos en marzo de este año al calificar de legal un fallo que otorgó la tuición de sus hijos a un padre homosexual.

6.- En ese sentido, rechazamos categóricamente a quienes quieren hacer creer, con un claro fin obstaculizador, discriminador y homofóbico, que el tema de las uniones civiles es una demanda proveniente y sólo apoyada o recibida con beneplácito desde la izquierda.
La demanda siempre ha provenido desde la sociedad civil, pues es una necesidad social, y en el camino ha sido apoyada por amplios sectores, incluida una parte de la derecha.

Repudiamos, como consecuencia, específicamente al presidente de RN, Carlos Larraín,  al señalar que “Frei está tratando de abrir su flanco izquierdo para que no se le arranquen los votos de la izquierda hacia los otros 5 candidatos, que están arrancando de la Concertación”. ¿Nos gustaría saber que piensa entonces del apoyo comprometido por Sebastián Piñera en este tema?

7.-Repudiamos también cualquier manipulación que busque confundir los debates sobre matrimonios y uniones civiles, pues son dos demandas absolutamente diversas. Movilh apoya a ambas para la igualdad de derechos, pero hay candidatos que sólo respaldan un tipo de unión. Por tanto, cuando personajes como Larraín igualan ambas ideas, sólo están generando falsa alarma.

También rechazamos que estas demandas se confundan con el Proyecto de Ley que Establece Medidas contra la Discriminación, una propuesta que beneficia a todos los sectores vulnerables, no sólo a las minorías sexuales, y que en nada se relaciona con regulaciones de pareja.

8.- Repudiamos también categóricamente todo intento por instalar mediáticamente, y sin base real, sólo a una persona o candidato como el único representativo o como el único que se llevaría los votos del electorado que apoyaría las uniones civiles entre personas del mismo sexo. De hecho, y sólo como ejemplo, nuestra organización aún no decide si apoyara o no a algún candidato.

9.- Recordamos, en ese sentido, que el debate sobre las uniones civiles en Chile se inició en el 2003 cuando a parlamentarios de todas las tendencias políticas y el Movilh ingresamos al Congreso Nacional el “Proyecto de Fomento de la No Discriminación y Contrato de Unión Civil entre Personas del Mismo Sexo, la propuesta radicada en el Congreso que más apoyos parlamentarios ha tenido y tiene.

Sin embargo esta iniciativa, como otras ingresadas posteriormente al Parlamento que también buscan regular la unión homosexual, no han sido discutidas ni están puestas en la agenda de los honorables.

10.- En la práctica, la iniciativa que más consensos y apoyos ha tenido es el Pacto de Unión Civil (PUC), una propuesta ideada en el 2006 por el Movilh junto a académicos de la Universidad Diego Portales y la Universidad de Chile. De hecho, fue a esta propuesta específica a la que han brindado su apoyo Piñera y los Partidos de la Concertación. Sin embargo, esta iniciativa no ingresó al Congreso pues algunos de sus artículos requerían del patrocinio del Ejecutivo, lo cual finalmente no prosperó.

11.- Esperamos entonces que en las nuevas acciones de los candidatos vayan naciendo no sólo discursos favorables, sino que también propuestas concretas para avanzar en esta área.

Propuestas que bien podrían coordinarse con la ya existentes, en especial con el PUC.

Propuestas que sean además realistas, no populistas, y que tengan el nivel técnico necesario para su discusión, pues algunos proyectos sobre la materia radicados en el Congreso carecen de ello.

Propuestas que, en síntesis, recojan necesidades verdaderas y sean producto de intercambios reales con los interesados, pues en esta, ni en otras áreas, las minorías sexuales no necesitamos caudillos.

Notas relacionadas:

Opina sobre esta noticia aquí (columna de opinión de La Tercera)

CNN Chile (Video con entrevista. Completo análisis)

TVN Video

La Nación (completo reportaje)

La Naciòn II

La Naciòn III

La Nación IV

Radio Cooperatva

Radio Cooperativa II

Radio Cooperativa II (Audio)

La Cuarta

Punto Gay

Terra

Chw

Noticias.cl

Crónica

ADN

Choapa