inserta tu búsqueda

Noticias

Exponen casos chilenos de homofobia ante la ONU y la Federación Internacional de Derechos Humanos

Compartir

El presidente del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), Rolando Jiménez, expuso ante las Naciones Unidas y la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) diversos antecedentes sobre los homosexuales chilenos con el objeto de desarrollar un trabajo mancomunado que prevenga la discriminación por orientación sexual.
En la sede de las Naciones Unidas en Ginebra, Jiménez debatió sobre los principales casos chilenos de homofobia con los relatores especiales de “Tortura y Detención Arbitraria”, Theo Van Boven; “Derecho a la Educación”, Beverly Jones y “Violencia contra la Mujer”, Christina Saunders.

En reuniones distintas con esos funcionarios, Jiménez entregó el Segundo Informe de Derechos Humanos de las Minorías Sexuales Chilenas, poniendo énfasis en el artículo 373 del Código Penal, norma que sanciona las ofensas a las buenas costumbres y es continuamente utilizada por Carabineros para detener “en forma arbitraria a gays, lesbianas y transgéneros”.

Theo Van Boven indicó que a fines de este año visitará Bolivia, por lo cual espera que en esa ocasión el Movilh entregue a su persona en detalle todos los casos de aplicación arbitraria del artículo 373, de modo que la ONU estudie algún tipo de intervención.

La relatora sobre el Derecho a la Educación mostró, en tanto, su interés de mantener un canal abierto de comunicación con el fin de tener un registro claro y preciso sobre la discriminación por orientación sexual en los colegios y liceos chilenos, mientras Saunders, definirá en los próximos días de que manera intervendrá la ONU en el caso de la jueza lesbiana Karen Atala, quien enfrenta una demanda por la tuición de sus tres hijas.

FIDH Y ORIENTACION SEXUAL

Finalizada sus gestiones en Ginebra, el presidente del Movilh se reunió esta semana en París con la encargada de América Latina de la FIDH, Jimena Reyes, quien se mostró particularmente interesada en el caso de la discoteca gay Divine, cuyo incendio el 4 de septiembre de 1993 dejó una veintena de personas muertas.

La funcionaria pidió un incremento de los contactos con el Movilh, con el fin de que la FIDH esté al tanto de los avances y retrocesos en torno a los derechos de los homosexuales en el país y, en específico, respecto al curso que sigue las investigaciones sobre el incendio de la discoteca Divine en el Quinto Juzgado del Crimen de Valparaíso.

En la cita Jiménez solicitó además a Reyes una participación más activa de la FIDH en la resolución “Orientación Sexual y Derechos Humanos” que será votada el próximo año en la 61 sesión de la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

En respuesta, Reyes se comprometió a sumar a la FIDH a la coalición mundial que viene trabajando a favor de la resolución con el objeto de “sensibilizar a sus asociados para que consideren a los atropellos por orientación sexual como una violación a los derechos humanos”, informó Jiménez.

El presidente del Movilh, quien realiza una gira por Europa hasta mayo próximo, se mostró complacido por el “compromiso de la FIDH con la propuesta que será votada en la ONU, pues el prestigio de una instancia como esta sin duda colaborará en que el próximo año triunfemos en las Naciones Unidas”.

La FIDH fue creada en 1992 y en la actualidad reúne a 116 organizaciones de 100 países. Su objetivo es “obtener mejoras concretas en el ámbito de la protección de las víctimas, de la prevención de las violaciones de los derechos humanos y de la condena judicial de los responsables”.

La gira del Movilh por Europa fue posibilitada luego que la Comisión Internacional de Derechos Humanos de Gays y Lesbianas y Human Rights Watch financiarán la participación de destacados activistas del mundo en la 60 Sesión de la CDH de la ONU.

Tags:

Tal vez te interese