Atención en Salud para transexuales ya es política de Estado en Chile

Se lanzó protocolo nacional que regula adecuación del cuerpo al género, así como circular que obliga a tratar a personas transexuales con su nombre social. A la par ya se están cotizando los costos de adecuación corporal para incluirlos en  prestaciones de Fonasa. Las iniciativas son parte de un trabajo entre el Ministerio de Salud y el Movilh iniciado el 2007.

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) anunció hoy “revolucionarios cambios en la atención que desde ahora recibirán las personas transexuales en los servicios médicos del país” luego de que en el 2007 dicha organización propusiera un amplio e integral plan sobre la materia al Ministerio de Salud y cuya ejecución inició tímidamente  con un programa piloto un año más tarde.

Junto al plan piloto la propuesta del Movilh incluía, entre otros tópicos,  la elaboración de una circular y de un protocolo de asistencia médica a población transexual, los cuales ya  fueron enviados este mes oficialmente a todos los servicios públicos del país para su aplicación, con las firmas del Subsecretario de Salud Pública, Jorge Díaz y del Subsecretario de Redes asistenciales, Luis Castillo Fuenzalida. De esa manera, por primera vez se cuenta con una política de Estado que garantiza a transexuales el acceso sin discriminación a la salud.

La circular y el protocolo arrancaron oficialmente luego de que la encargada del Área Trans del mencionado colectivo de la diversidad sexual, María Isabella Aguayo (en la fotografía), así lo solicitará en reuniones sostenidas el pasado 9 de agosto con el presidente de la República, Sebastián Piñera, y el anterior 19 de agosto con el Ministro de Salud, Jaime Mañalich y con la Jefa Departamento del Programa Nacional de Prevención  y Control de VIH/SIDA e ITS,  Ana María San Martín. Ello fue antecedido por otra cita con el Subsecretario Jorge Díaz, sostenida el anterior 18 de mayo.

Las iniciativas implican además que los costos de readecuación corporal de las personas transexuales serán asumidos por el Estado, incluirse en las prestaciones del Fondo Nacional de Salud (Fonasa).

La circular por el derecho al nombre

En la circular número 34 , emitida el pasado 13 de septiembre, se establece que hombres y mujeres transexuales deben desde ahora ser tratados/as en los servicios de Salud de acuerdo al nombre con que se identifican socialmente, al margen de cómo son  llamados/as en el carnet.

Además se establece que  “todos los registros de la atención en Salud deben contemplar en primer lugar el nombre legal de la persona (consignado en el carnet de identidad) y en segundo lugar el nombre social con el cual dicha persona se identifica.  Esto aplica tanto para la ficha clínica como para la solicitud de exámenes, procedimientos, prescripción de medicamentos y brazaletes de identificación. Se insiste en que la identificación verbal debe ser a través de su nombre social”.

“En los casos cuando la hospitalización se realice en Unidades Críticas la información sobre el Estado de salud puede ser entregada a personas cercanas, no familiares, pareja o a quien determine el paciente”, apunta la circular.

Estos “son cambios significativos que mejorarán la calidad de vida de toda la población transexual en Chile. Que traten con tu verdadero nombre es uno de los más importantes derechos  que podemos conquistar, así como también que podamos ser visitados/as en los recintos médicos por quienes decidamos, por cuanto no siempre nuestras familias están con nosotros/as, sino que nos discriminan”, sostuvo Aguayo.

En relación a la hospitalización la circular añade que debe considerarse “en sector de hombres, mujeres o en camas de aislamiento según el aspecto externo de la persona sujeta de ser hospitalizada”.

“Esto en la práctica implicará que las personas transexuales podrán ser hospitalizadas en los sectores de hombres y mujeres según sea su género o también en camas especiales sí así lo requieren y/o necesitan por razones médicas o sociales, recibiendo en todos los casos un trato acorde a su identidad.”, sostuvieron Aguayo y la psicóloga del Movilh, Constanza Acevedo.


Protocolo de Atención Médica

En tanto en el protocolo de Atención Médica , emitido el pasado 9 de septiembre, se establecen los procedimientos  necesarios para adecuar el cuerpo de las personas transexuales a su identidad de género, siendo la primera vez que estos procesos se unifican a nivel nacional.

“En Chile se hacen intervenciones de readecuación corporal, pero siempre se careció de un protocolo nacional, lo cual dejaba al arbitrio de los profesionales de la Salud los procedimientos. Esto era sumamente peligroso, pues los médicos poco y nada saben sobre transexualidad y porque tal discrecionalidad se prestaba para atenciones pocos claras y transparentes en gran parte de los casos”, redondeó Aguayo.

En ese sentido en el protocolo, denominado “Vía Clínica para la adecuación corporal en personas con incongruencia entre físico e identidad de género” se insiste en la necesidad de capacitar a los funcionarios en Salud en transexualidad y se establecen los pasos que deben seguirse al respecto.

Dichos pasos; que se basan en la mayoría de sus puntos en una propuesta formulada al Ministerio de Salud por el Movilh en el 2007 , así como en protocolos internacionales entregados por esa organización al Minsal,  van desde la atención en Salud mental, hasta la adecuación corporal  hormonal y la adecuación corporal quirúrgica.

Aunque se establece que los procesos médicos serán aplicables a mayores de 18 años, se indica que “queda pendiente para futuras actualizaciones de esta Vía Clínica” extender la asistencia a menores de edad, otras de las demandas del Movilh.

Añadió que “este proceso no termina aquí, pues ya el Ministerio de Salud está cotizando los costos que incluyen estos procedimientos médicos de manera de incluirlos formalmente en las prestaciones de Fonasa. Esto ya está asegurado, por lo que esperamos próximamente se oficialice”.

La Vía Clínica de Adecuación Corporal fue trabajada por la División de Prevención y Control de Enfermedades (Diprece) y  es uno de los pasos,  resultados y la continuidad, ya más sistemática, del Plan Piloto en Asistencia Médica y Psicológica para Transexuales que el Movilh propuso el 2007 al Minsal y que estuvo en Ejecución en el 2008 en el Consultorio Número 1 de Santiago y en las dependencias del mencionado organismo de la diversidad Sexual.

Dicho Plan Piloto tenía justamente como uno de sus principales objetivos avanzar en la implementación de un protocolo y una circular de atención, y en el marco del diseño de estas herramientas la Diprece consultó la opinión y experiencia de variadas organizaciones de la diversidad sexua, tal cual como aconsejó el Movlh en la propuesta que dio inicio al proyecto.

“Otra buena noticia, es que el ministro Mañalich se ha comprometido con nosotros a poner nuevamente en ejecución en Plan Piloto hasta que la circular y el  protocolo de Salud sean asumidos integralmente por el servicio público”, apuntó Aguayo.

Por su lado, la activista trans del Movilh, Paula Dinamarca, añadió que “también estamos luchando porque en el futuro los procedimientos médicos para adecuar el cuerpo al género excluyan como requisito previo la certificación psiquiátrica de la transexualidad,  según lo exigen los estándares internacionales, por cuanto no somos personas afectadas por trastornos mentales. En ese sentido, hay disponibilidad oficial para cambios futuros, pues se reconoce que el protocolo no es cerrado, sino que está sujeto a actualizaciones, lo que es una buena señal”,  apuntó la activista Trans del Movilh, Paula Dinamarca.

Apuntó que, en ese sentido, la lucha “que está dando el movimiento trans a nivel internacional para retirar a la transexualidad de lista de trastornos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Asociación Americana de Psiquiatría (APA) será crucial para avanzar en este y otro tipo de cambios”.

 

Valoración del Movilh

Las activistas Aguayo y Dinamarca expresaron, por último, “nuestra valoración por estos cambios en Salud, que son un paso hacia la igualdad que estamos seguras con el tiempo irá mejorando y perfeccionándose en beneficio de una población como la nuestra que padece día a día las brutales formas de discriminación”.

“Sin duda este Gobierno, y el pasado con el cual dimos los primeros pasos en torno al protocolo y la circular, podrán pasar a la historia como los que iniciaron el combate a la transfobia en los servicios médicos de Salud”, señalaron.

La transexualidad no tiene relación con la orientación sexual, sino que con la identidad de género. Mientras la orientación hace referencia al hecho de ser lesbiana, gay, bisexual o transexual, es decir a la atracción y el amor hacia personas de igual o distinto sexo, la identidad de género refleja el hecho se sentirse y ser mujer o hombre.

En Chile las personas transexuales ven afectado el normal desarrollo de su identidad desde la infancia, padeciendo la incomprensión y humillación desde su seno familiar y en la sociedad como conjunto.

De hecho, las personas transexuales padecen los más brutales casos de discriminación reportados en los Informes de Derechos Humanos de la Diversidad Sexual que elabora cada año el Movilh.

Notas relacionadas:

Síguenos en Facebook y opina

Síguenos en Twitter y opina

Circular de Atención

Protocolo de Atención

Propuesta Movilh

TVN video

Canal 13, video

Radio Cooperativa

La Nación

Radio Bío Bío

Radio Bío Bío II

Radio Bío Bío III

Comisión Defensora Ciudadana

Publimetro

Noticias 123

La Tercera

Terra

La Nación Argentina

La Cuarta

Gay Magazine

Carla Antonelli

Sentido G

El Mercurio

La Discusión

Actup

Lun

Diario El Nortino

Universo Gay