inserta tu búsqueda

Noticias

Presidenta Bachelet apuesta por “una patria inclusiva, donde ninguna diversidad esté afuera”.

Compartir

Emocionante, único e irrepetible fue el traspaso de mando en el Salón de Honor del Congreso Nacional que convirtió ayer a Michelle Bachelet en la primera presidenta de Chile frente a más de 20 mandatarios y jefes de Estado y representantes de las más diversas áreas de 100 países del mundo.

Más tarde, la presidenta viajó a Santiago, dando su primer discurso oficial en La Moneda, donde llegaron miles de simpatizantes, la mayoría mujeres, que aplaudieron en todo instante a la primera representante del sexo femenino que accede el Poder Ejecutivo en 196 años de vida republicana.

Entre los variados temas que abordó Bachelet en su primera intervención en La Moneda, los de diversidad y no exclusión tuvieron un rol fundamental, aspecto de gran relevancia para todas las minorías y los sectores discriminados del país.

“Hoy soplan vientos distintos, hemos sido capaces de construir una sociedad distinta, donde nos une el noble y común deseo de un futuro mejor para todas y todos en nuestra patria, un futuro donde caben todos, una patria inclusiva, donde ninguna diversidad esté afuera, donde nadie sienta que su destino está a la intemperie”, dijo la presidenta.

Agregó que su gobierno será “de los ciudadanos, desde los postergados hasta los emprendedores, esa infinita gama de colores, de percepciones y miradas que dan tanta riqueza a nuestra sociedad. Esa ciudadanía, ustedes, tendrán en mí una mandataria que les hablará siempre con el lenguaje de la verdad”.

En una línea similar la mandataria sostuvo que “el Estado debe estar al servicio de quienes sufren la amargura de la indefensión y al lado de los que quieren surgir. En Chile no habrá ciudadanos olvidados. Ese es mi compromiso. Estaremos activamente en las regiones. No habrá un pueblo o localidad que no reciba nuestra preocupación”.

Bachelet se dirigió además a las visitas extranjeras, a quienes dijo que Chile “hoy quiere dar un gran paso en la historia, un paso de prosperidad para todos sus hijos, pero también una nueva forma de ver y hacer la política, una política más inclusiva, más participativa, más abierta, más transparente. Una política por, para y con los ciudadanos”.

Puntualizó que “todos, en nuestra larga, larga geografía, serán el eje de mi gobierno (…) Quiero que Chile sea de todas y todos, porque quiero que Chile sea la patria que todos queremos que sea”.

GALA EN LA ESTACION MAPOCHO

La apretada agenda de la mandataria terminó ayer con un Gala Cultural ofrecida por Bachelet en “honor de las autoridades nacionales, delegaciones extranjeras e invitados especiales”, entre los cuales estaba el presidente del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), Rolando Jiménez.

Los presentes; entre los que estaban 22 delegaciones extranjeras, cinco representantes de organizaciones internacionales y el nuevo gabinete en pleno; pudieron celebrar el nuevo inicio del país apreciando la música de la Orquesta Clásica, el Coro de la la Universidad de Santiago de Chile, el Ballet Folklórico Nacional Bafona, y los músicos Javiera Parra y Alvaro Henríquez.

“Estamos muy contentos con la consideración que ha tenido la presidenta Bachelet con nuestra organización en las variadas actividades que ha comandado. Este es un claro síntoma de conexión real con la diversidad”, dijo la activista del Movilh, Sofía Velásquez.

En efecto, mientras el Movilh efectuó una campaña en la población homosexual a favor de Bachelet cuando era candidata, el presidente de dicho organismo fue invitado a los variados actos ejecutados por el Comando.

Destaca en ellos, un evento denominado “100 hombres con Bachelet”, un desayuno de cierre de campaña al cual fue invitado Jiménez.

Además, y más importante aún, el programa presidencial de Bachelet incluye cuatro propuestas que el Movilh le hizo llegar a través de variadas vías. Dichas propuestas apuntan a erradicar todo de discriminación, incluida la de orientación sexual, a avanzar hacia una ley de unión de hecho, a la inclusión en las mallas curriculares de los derechos de las minorías sexuales y a la creación en el Ministerio de Educación de una instancia de protección y asistencia de los discriminados.

“Sabemos lo difícil que es en cuatro años de gobierno cumplir con todos los desafíos que se planteó la mandataria, pero desde el Movilh estamos dispuestos a colaborar para lo que lo referente a nuestro sector se haga realidad o para que al menos se den pasos contundentes al respecto”, apuntó Jiménez.

Durante esta tarde la agenda de Bachelet contempló una gran fiesta ciudadana que reunió a unas 700 mil personas en el Paseo Bulnes, frente al Palacio de La Moneda

La multitudinaria actividad “Canta América Canta” estuvo abierta a toda la ciudadanía y entre el público se encontraban activistas homosexuales de diversas organizaciones.

Notas relacionadas:

Sentido G

OpusGay

Tags:

Tal vez te interese