inserta tu búsqueda

Noticias

Piden a Municipio de Recoleta inspeccionar seguridad de discoteca gay tras grave incidente

Compartir

Diversas irregularidades  han puesto en riesgo la salud de las personas en la discoteca Bokhra. El último gravísimo hecho ocurrió el jueves anterior cuando  se expandió un gas lacrimógeno que provocó pánico en los clientes.

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) solicitó ayer a la Municipalidad de Recoleta que inspeccione a fondo las medidas de seguridad con las que dispone la discoteca gay Bokhara, pues se han recibido serias y gravísimas denuncias sobre hechos que han puesto en riesgo la estabilidad física y psíquica de los clientes.

“Uno de los hechos más reciente ocurrió el pasado jueves cuando un gas lacrimógeno se expandió por todo el local; ubicado en Pío Nono 430, Barrio Bellavista; provocando pánico en los clientes todos los cuales escaparon del lugar, mientras otros padecieron incidentes como pisoteras, ahogos y vómitos”, señaló el organismo, junto con lamentar que hasta ahora los dueños del recinto no han dado ningún tipo de explicación.

“Es deber de los propietarios aclarar en su sitio web y a todos los clientes que fue lo que sucedió, señalando por qué razón y de qué manera fue posible que al lugar ingresara y se hiciera explotar un gas lacrimógeno”, sostuvo el Movilh, tras pedir la investigación respectiva al alcalde Gonzalo Cornejo.

En efecto, y de acuerdo al tetsimonio dado a la Coordinadora Universitaria por la Diversidad Sexual (Cuds) por uno de los asistentes, Pablo Inostroza, “nunca nadie dio una respuesta, ni siquiera en la página de la discoteca hay algún comunicado o las respectivas disculpas a los asfixiados clientes. Seguro para no espantar a la clientela”. Por esa razón, la Cuds llamó a “no asistir nunca más al recinto.

El Movilh recordó además que “éste no es el primer incidente grave que ocurre en esta discoteca, cuyo público mayoritariamente es gay, por cuanto el 15 de septiembre del 2004 la caída de una baranda en el mismo local dejó a tres personas lesionadas, y de igual manera nadie recibió una explicación de lo sucedido”.

“Dado que se han recibido otras denuncias contra el mismo local, como malos tratos permanentes a los clientes, en especial contra mujeres lesbianas y transexuales, y considerando que las personas no hacen la denuncias, por el temor a visibilizar su orientación sexual, es que junto con solicitar inspeccionar de manera urgente el recinto, le pedimos indagar que sucedió con la bomba lacrimógena”, puntualizó el Movilh en la carta dirigida al alcalde de Recoleta, Gonzalo Cornejo.

Esta no es la primera vez que el Movilh se enfrenta a los dueños de una discoteca gay por malos tratos a los clientes, pues en ocasiones anteriores ha protestado en el frontis de locales que cobran la entrada más cara a lesbianas y/o impiden el ingreso de transexuales.

Notas relacionadas:

Opina sobre esta noticia aquí 

OpusGay 

Radio Cooperativa 

Anodis 

Sentido G 

Cuds I 

Cuds II 

Universo Gay 

AG Magazine 

La Tercera 

Tags:

Tal vez te interese