inserta tu búsqueda

Noticias

Obispo Hedito Espinoza habla de “toxina moral y veneno contagioso” al rechazar el matrimonio igualitario

Compartir

En el Te Deum evangélico el pastor rechazó también el aborto terapéutico señalando que “tenemos una generación que práctica el satanismo y la hechicería, con las clases de Harry Potter que están infectando nuestro mundo”

Con una delirante intervención el obispo Hedito Espinoza expresó hoy su rechazo al matrimonio igualitario y al aborto terapéutico en el Te Deum celebrado en la Catedral Evangélica, donde asistieron el presidente de la República, Sebastián Piñera, y algunos candidatos a La Moneda.

En un claro rechazo a la unión legal entre personas del mismo sexo, sostuvo que “el matrimonio deriva del latín matrimonium, que significa primeramente  matrem y monium: calidade ; y  es en consecuencia entre un hombre y una mujer que al unirse se transforman en una familia. Debe seguir siendo una unidad espiritual y continuadora de la especia humana”.

En relación al aborto terapéutico añadió que “esta generación está matando a sus fetos en el vientre de su madre. Una generación que mata a los niños mañana no trepidará en matar a nuestros ancianos. Adolf Hitler practicó en su época del tercer imperio matar a todo lo que no era perfecto físicamente (…) Hoy nos hemos convertido en un conocimiento aparte de Dios”.

Apuntó que “si se aprueba una ley con pretexto terapéutico en el día de mañana, temblará la mano de aquel que introducirá elementos para succionar y hacer tira la cabeza en cientos de pedacito de huesos para succionar el aborto. Esa mano será firmada por todos aquellos que firmen una ley del aborto”.

En clara mención al matrimonio igualitario añadió que “hoy la toxina es un agente exógeno que afecta a un sistema biológico equilibrado. Hoy la humanidad está siendo atacada por una nueva peste: la toxina moral. Contaminación espiritual y valórica que actúa como veneno contagioso”.

“La toxina amoral que ampara la corrupción, la violencia, el individualismo, la desigualdad, las adicciones y el materialismo, encuentra en las ideas liberalistas hoy de moda, la sensación de que podemos vivir una libertad sin límites”, dijo.

“A pesar de que la ciencia ha crecido tenemos una generación que muere de sida, una generación que va tras las drogas, que rechaza la mortalidad, una generación que practica el satanismo y la hechicería con las clases de Harry Potter que están infectando nuestro mundo”, puntualizó

Reacciones

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) repudió al instante el “odio promovido una vez más por el obispo Hédito Espinoza contra la diversidad familiar.  Es impresentable y abusiva la constante fijación de Espinoza con la sexualidad, el amor y las familias diversas, a las cuales con un fundamentalismo extremo sataniza y asocia a males y problemas graves. Este personaje usa y abusa de la religión para sembrar el odio y la ignorancia.”, dijo el Movilh.

El organismo añadió que en “los últimos 15 años el Te Deum  ha transformado a la Catedral Evangélica en un tempo del odio y la violencia y Espinoza es uno de los principales responsables de esta situación que con masiva publicidad denigra a la diversidad social, con absoluta impunidad”.

El Movilh consideró, sin embargo, que “en estas elecciones ocho de los nueve candidatos presidenciales, algunos de los cuales estuvieron presentes en el Te Deum, dicen respaldar el matrimonio igualitario, por lo que el contexto social político que enfrentan personajes como Espinoza es claramente adverso”.

“Las iglesias deben de una vez entender que el Estado se encuentra separado de las religiones y que cada vez que intentan violentar este principio, muestras rasgos no sólo misóginos y homofóbicos, sino también que  contrarios a la constitución política del Estado”, redondeó.

El organismo puntualizó que “las advertencias y amenazas electorales en el Te Deum Evangélico a autoridades o candidatos con ideas discriminatorias que distorsionan el respeto a la diversidad, refleja  una violación sistemática al Estado Laico, que infringe principios constitucionales, lo que es condenable”.

Notas relacionadas:

Terra

La Nación

El Mercurio

La Red

 

Tags:

Tal vez te interese