inserta tu búsqueda

Noticias

Diputado Urrutia: “Los homosexuales inspiran cero respeto. Usarían un tanque rosado en las FFAA”

Compartir

Rolando Jiménez, quien en los últimos días ha sido atacado en redes sociales por homofóbicos, reaccionó desde el hospital al Parlamentario. En tanto, el Movilh hizo un  llamado de atención sobre el fudamentalista Javier Soto y lamentó los atropellos homofóbicos contra Jimenez.

Desde el Hospital de Urgencia de Asistencia Pública, donde estuvo hospitalizado desde el lunes anterior tras padecer un pequeño infarto cerebrovascular, el activista del Movilh, Rolando Jiménez, reaccionó al diputado Ignacio Urrutia, que en la última edición de The Clinic se lanzó en picada contra las personas homosexuaes.

Al ser consultado por la periodista Macarena Gallo, Urrutia sostuvo que “en las Fuerzas Armadas no tiene ni un sentido que hayan homosexuales, chiquilla. No tengo ningún probema que hayan homosexuales en la vale, pero necesitamos Fuerzas Armadas fuertes y no gente que ande paseando en un tanque rosado”

Redondeó que “nuestras Fuerzas Armadas son extremadamente importantes. Hemos tenido mucha dificultad con los países vecinos, especialmente en el pasado. Por lo tanto, debemos tener Fuerzas Armadas que inspiren respeto y a mi modo de ver los homosexuales inspiran cero respeto”.

“Diputado Urrutia, usted no sabe lo que es el respeto. Caradura. No más homofobia”, señaló  el viernes anterior Jiménez mediante un letrero con el se fotografió aún estando en camilla.

En un ángulo similar el Movimiento de Integración  y Liberación Homosexual (Movilh) lamentó “profundamente las homofóbicas expresiones contra nuestro histórico dirigente, Rolando Jiménez” luego de conocerse el accidente cerebro vascular que lo aqueja.

En efecto,  homofóbicos  han tratado a Jiménez de “anormal”, “podrido”, “desgraciado”, “traidor de Dios”, “pedófilo” y “cochino”. Por su lado el fanático Javier Soto ha dicho que accidente padecido por Jiménez es el “juicio de Dios”, y un sitio “cristiano”, llamado “La Verdad Ahora”, considera al episodio como un “castigo divino”.

“Llamamos la atención sobre estos hechos, pues explicitan hasta donde llega la homofobia en nuestro país, se trata de un odio que no mide ningún tipo de consecuencias, que no tiene límites y que daña la dignidad de personas sólo por su orientación sexual”, apuntó el Movilh.

Pastor Soto

En relación al sujeto Javier Soto, el Movilh añadió que “hemos visto con mucho asombro como, sin cuestionamiento o verificación alguna, ciertos sectores le han dado el título de “pastor”, han contribuido a difundir su canal de Youtube, que es a todas luces un peligro público (en especial para  niños y niñas) y no han advertido o dado relevancia al hecho de que más que la religión, lo que mueve y alimenta a  este hombre  es la visibilidad pública de sus hechos, en especial a través  de los medios que él mismo crea. Así, no sólo alcanza masividad su figura y sus discursos de odio, sino también los medios por él producidos”.

El Movilh precisó que “durante mucho tiempo nuestra organización hizo oídos sordos a este sujeto. De hecho, sólo nos enfrentamos a él cuando utilizó  a niños para un video y jamás cuando atacó a nuestros activistas. Eso contribuyó a que su  peligroso actuar fuese de bajo perfil.  Sin embargo, ante la amplia visibilidad dada en las últimas semanas a sus acciones, que han ido de la mano de un incremento en su violencia,  hemos decidido reaccionar, pues es nuestra obligación dar una visión distinta, crítica no sólo de Soto, sino también de quienes han sido responsables en contribuir a su visibilidad”.

“Nuestra reacción antes que difundir sus discursos de odio, denuncia sus abusos a través de nuestros propios canales (por ejemplo youtube). Llamamos así a la reflexión, a comprender que cada difusión pública que se hace en forma neutral del actuar de Soto, o de otros fanáticos,  tiene efectos negativos en la calidad de vida de ciertas personas, cuya voz, pese a llamar al respeto a la diversidad, no tiene la misma cobertura para defenderse, aún cuando es deber de todos resguardar la dignidad de cada ser humano”, apuntó la organización

El presidente del Movilh , Ramón Gómez, puntualizó que “la historia mundial está plagada de sujetos cuyo discursos de odio fueron considerados una caricatura o una simple locura y, en tanto nula relevancia dada a sus efectos, fueron difundidos masivamente. La experiencia histórica también nos demostró, sin embargo, como la difusión masiva y acrítica de estos discursos de odio, llegó a ciertos sectores igualmente fundamentalistas y peligrosos que no tenían un referente público, pero que al encontrarlo, se identifican, organizan y movilizan para hacer de su discurso una práctica. Eso, no lo podemos permitir y es deber de todas y todos prevenirlo”

Notas relacionadas:

The Clinic

Publimetro

Terra

El Observatodo

Emol

La Nación

El Dínamo

UCV Radio

Soy Chile

R. Nostálgica

Diario La Región