inserta tu búsqueda

Gays, judíos palestinos, gremios y juventudes políticas organizaron acto cultural contra violencia n

Compartir

Organizaciones y dirigentes sociales, gremiales y políticos de diversas tendencias ideológicas se unieron en forma inédita para celebrar el anterior sábado un acto cultural contra la violencia neonazi frente a la gobernación de Puente de Alto.Folklor, danza y música a cargo de bandas juveniles fueron parte de la actividad denominada “Puente Alto, espacio de todos”, eslogan que es una clara respuesta a acciones de grupos neonazis que han declarado como “zona libre” a diversos lugares de esa comuna.

Animado por el presidente del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), Rolando Jiménez, el evento reunió a decenas de jóvenes, entre ellos víctimas de atropellos neonazis, que dijeron “sí a la diversidad y a la no discriminación”.

Con el acto “llamamos a los puentealtinos y vecinos de otras comunas a denunciar cualquier forma de represión que los grupos neonazis puedan cometer”, señalaron los organizadores.

Apuntaron que en el último tiempo los blancos de los neonazis han sido “niñas, mujeres, jóvenes, trabajadoras, minúsvalidos y movimientos por la diversidad sexual. Por ello debemos defender nuestros espacios y no dejarnos amedrentar por grupos que sólo destruyen las libertades democráticas con terror y persecución”.

Los neoenazis acumulan a lo largo del país 12 procesos en diversos tribunales por violencia física contra ciudadanos. Una de sus últimas intervenciones públicas fue el anuncio de una marcha contra el Movilh y el periódico OpusGay, la cual fue abortada por grupos punks.

El acto cultural fue organizado por el Movilh, la Juventud Judía de Chile, la Coordinadora Antifascista de Puente Alto, la Junta de Vecinos Las Araucarias, el Colectivo Anarko Estudiantil y el Colectivo Esperanza Libertaria.

Adhirieron a la actividad las juventudes políticas Renovación Nacional, del Partido Socialista, del Partido por la Democracia y del Partido Comunista de Puente Alto, además de la Federación Universitaria Sionista Latinoamericana, el Movimiento de Reforma Universitaria, el Sindicato de Trabajadores Eventuales de la Provincia Cordillera, la Revista Contexto, el Colegio de Profesores, la Comisión Funa, la Coordinadora de Derechos Humanos de Puente Alto y la Unión General de Estudiantes Palestinos.