inserta tu búsqueda

Noticias

Asociación Chilena de Ong´s defiende ley antidiscriminatoria de las presiones religiosas

Compartir

El presidente de la Asociación, Alvaro Ramis, reprochó “la hipocresía de algunos sectores religiosos que aspiran a un mayor reconocimiento social en el país, pero no están dispuestos a que ese proceso de dignificación alcance a Chile en su conjunto”.

 

En una columna de opinión, la Asociación Chilena de Organismos No Gubernamentales, Acción AG, expresó hoy su total respaldo al Proyecto de Ley que Establece Medidas contra la Discriminación, criticando el rechazo de sectores religiosos a la norma y oponiéndose abiertamente a la honofobia y transfobia.

“La aprobación de una ley contra la discriminación, como la que se tramita actualmente en el Congreso, debería ser un motivo de orgullo y alegría compartidos por toda la ciudadanía. Debería movilizar activamente a todos: laicos y creyentes, jóvenes y viejos, conservadores y liberales”, señaló el presidente de Acción AG, Alvaro Ramis.

Añadió que “sin embargo, el curso del debate ha revelado la hipocresía de algunos sectores religiosos que aspiran a un mayor reconocimiento social en el país, pero no están dispuestos a que ese proceso de dignificación alcance al país en su conjunto, sin distinción. Aspiran a una ley que les preserve a si mismos de la discriminación, pero que les garantice discriminar impunemente a los demás”.

Para Ramis resulta “incomprensible que los mayores obstáculos y reservas ante una ley que permite detener la violencia contra los migrantes, los pueblos indígenas, los jóvenes, las mujeres, los ancianos, los pobres, y los excluidos provenga de un sector fundamentalista, que se arroga la representatividad de todas las Iglesias Evangélicas.

A su juicio “ esta situación sólo se puede explicar por la voluntad de un grupo de líderes eclesiales que ha olvidado poner el bien común por sobre sus miedos, prejuicios e intereses particulares”.

Junto de calificar como intolerable “que la legislación chilena avale o justifique este tipo de prácticas”, Ramis añadió que no “es posible seguir tolerando, que en nombre de la libertad religiosa algunos pastores utilicen su rol para fomentar el odio y la violencia, en especial contra personas que consideren pecadoras, como homosexuales u otros colectivos sociales .

Apuntó que aún cuando la “iglesia o culto considere en su doctrina que la homosexualidad es un pecado o que las prostitutas son impuras o que los otros grupos religiosos están en el error y son despreciables, el Estado no puede tolerar que esta convicción particular se traduzca en prácticas violentas o atentatorias de los derechos de un sector de la población.”.

“Si eso se permite”, puntualizó, “deberíamos aceptar que en el futuro volviéramos a tener cementerios exclusivos para los ciudadanos de un credo religioso, o la instauración de “religiones de Estado”, como conoció nuestro país hasta la promulgación de la Constitución de 1925”.

Acción AG, nacida en 1993, aglutina a 71 corporaciones, fundaciones y centros sociales y a más de cuatro mil profesionales, técnicos y activistas de las más diversas áreas, a un punto que es considerada la más amplia y numerosa asociación de Ong´s del país.

Notas relacionadas:

Chile Diverso

Opus Gay I

Opus Gay II

Tags:

Tal vez te interese