inserta tu búsqueda

Noticias

Repudian foro de terapias reparativas de la homosexualidad en la Universidad Católica

Compartir

El seminario fue organizado por una ONG que asocia a la diversidad sexual con trastornos y la pedofilia. Mientras estudiantes y activistas protestaron en la universidad, el Colegio de Psicólogos expresó su más enérgico rechazo en declaración conjunta con el Movilh, donde se indicó que el foro “tiene un sesgo marcadamente homofóbico”.

Repudio generalizado provocó un seminario que produjo en la Universidad Católica  la ONG Investigación, Formación y Estudio sobre la Mujer (Isfem) con el fin de promover y validar las terapias reparativas de la homosexualidad, procedimientos que son rechazados a nivel científico por provocar depresión, trastornos y hasta suicidios en las personas.

Denominado “No Discriminación: Sus Alcances en la Educación”, el polémico foro se enmarcó en la 13a Jornada “Libertad, Responsabilidad, Sexualidad” y contó también con la organización del  Centro de Estudios para el Derecho y la Ética Aplicada de la UC, pese a que con anterioridad su rector, Ignacio Sánchez, se había manifestado contra toda expresión de homofobia en  la universidad.

La actividad, conocida tras una denuncia del Centro de Estudiantes de Psicología de la UC, provocó el instantáneo rechazo de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica (FEUC) , así como del Colegio de Psicólogos y de variadas organizaciones de derechos humanos, como   el Movilh, instancia que mantuvo en los últimos días nuevos contactos con Sánchez a objeto de impedir el desarrollo del seminario hasta que se dieran garantías de no discriminación.

En ese marco el mencionado Centro de Estudiantes  demandó la renuncia del secretario general de la UC, Mario Correa y convocó hoy a una manifestación pacífica contra el foro,  desarrollado en el Salón José Manuel Irarrázaval y  donde expusieron sólo profesionales promotores de las inhumanas terapias reparativas de la homosexualidad.

“Venimos aquí a repudiar que nuestra universidad sea  un centro que albergue de la violación a los derechos humanos y las torturas. Vengo a decir que soy vocero del Movilh, estudiante de la UC y que no soy enfermo. Exigimos ya a  la Universidad disculpas públicas y sanciones por lo que hoy aquí ha sucedido”, dijo el Movilh.

Junto con repudiar los contenidos del foro, la Feuc, presidida por Noam Titelman, criticó que a los estudiantes se les impidiera acceso al seminario y denunciaron que durante la manifestación “autoridades de nuestra universidad actuaron de manera violenta frente a la exhibición pacífica de la postura estudiantil. Puntualmente, con la ruptura del lienzo de la Federación de Estudiantes por parte de miembros de la administración de la Universidad Católica”.

En tanto, un grupo de 50 académicos de la UC también manifestó su rechazo por el foro, señalando que   “la manera en que el seminario ha sido planteado ha lesionado la convivencia de los miembros de nuestra comunidad, universitaria y nacional, siendo el escenario para declaraciones que incitan al menoscabo de la dignidad de la persona humana. En la organización del seminario no se ha tenido en cuenta el rigor, la criticidad y el respeto por la pluralidad [de perspectivas] que debe caracterizar la labor académica en cualquier asunto.”

Colegio de Psicólogos

En tanto, el Colegio de Psicológicos y el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) emitieron una declaración pública conjunta donde denunciaron que “la  actividad tiene un sesgo marcadamente homofóbico, lo que no es aceptable en ningún espacio o circunstancia”.

Añadieron que lo expuesto “no se condice con los contundentes pronunciamientos científicos que, en sentido contrario, han erradicado cualquier sesgo patologizante de la homosexualidad; y con los estándares de derechos humanos, expresados en convenciones, tratados, documentos y hasta fallos judiciales, todos los cuales apuntan a la defensa de la dignidad e igualdad de los individuos sin distinciones arbitrarias”.

Puntualizaron que lo sucedido “es contrario al rol formador de la universidad; denigrante para los miembros de la comunidad universitaria cuyas orientaciones sexuales son distintas de la heterosexual; y una pésima señal para el país, pues atenta contra la sana convivencia entre connacionales, en un contexto en el que la discriminación es sentida como algo inadmisible”

El foro y sus organizadores

El cuestionado foro, que incluyó la ventas de libros para “sanar la homosexualidad”,  fue  inaugurado a por el director de Centro de Estudios para el Derecho y la Ética Aplicada, Raúl Madrid.

El  primer panel se denominó “Libertad para discriminar”, donde expuso el Psicólogo y Klauss Drostee, seguido por un “Panel de análisis de identidad de la persona”, donde  intervendrán expositores de diversos países, todos promotores de las terapias reparativas de la homosexualidad.

Se trató de los psicólogos María José Mantica (Nicaragua), Humberto del Castillo (Colombia), Desiree Carlson (México) y Marcela Ferrer, Chile. También se incluyó la participación del joven canario Alberto Pérez, quien se describe como un “ex homosexual”.

Luego, en un mesa denominada “influencias en la educación, intervinieron el abogado Jorge Reyes,  quien este año fue despedido del Ministerio de Salud por declaraciones homofóbicas, la directora académica de EducaUC María Domeyko y el secretario general de la UC, Mario Correa,  mientras que la Directora de la Red Cultural Gabriela Mistral, Magdalena Merbilháa expuso  sobre los medios de comunicación.

Isfem, la ONG organizadora del foro,   jugó un activo de rechazo a la aprobación de Ley Antidiscriminación y a la lucha que impulsó el Movilh por el matrimonio igualitario ante el Tribunal Constitucional.

Así es como Isfem al oponerse al matrimonio igualitario sostuvo ante el TC que las personas homosexuales experimentan con mayor frecuencia que la población en general “una salud más deteriorada”, con mayores tasas de “enfermedades mentales, tendencia al suicido, de Sida y conductas de riesgo en sus relaciones afectivas”, lo que se expresa en promiscuidad,  ruptura de vínculos y “relaciones con menores de edad”

“Los actos de los homosexuales carecen de la complementariedad que caracteriza  a la plenitud del amor erótico y de transcendencia. Esta relación  además está “por naturaleza” cerrada a la vida, está incapacitada para saltar a lo diverso”, dijo la homofóbica ONG al TC el año pasado.

Isfem  ha ejercido además presión ante el Ministerio de Educación para que impida la distribución del manual “Orientación Sexual e Identidad de Género en las Aulas”, producido por el Movilh y ya presente en más de 500 colegios, mientras que el 2011 presentó una denuncia ante la Contraloría General de la República para que se prohibiera el Festival de Cineproducido por esa organización de la diversidad sexual, siendo en ambas ocasiones rechazadas las demandas del grupo homofóbico.

[AFG_gallery id=’19’]

Notas relacionadas: