Presidenta del PPD confirma que senadores Girardi y Lagos Weber mantienen apoyo a ley de matrimonio

Carolina Tohá acogió el malestar expresado ayer por el Movilh, gestionando la recuperación de los respaldos. Lagos Weber calificó de ërror¨lo sucedido. El Movilh advirtió, en todo caso, “que nuestra visión sobre los parlamentarios sólo se definirá por lo que hagan realmente en el Congreso Nacional. Nuestros derechos no son para burla”.

La presidenta del Partido por la Democracia (PPD), Carolina Tohá, afirmó hoy al Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) que los senadores Guido Girardi y Ricardo Lagos Weber mantendrán su firma de apoyo al proyecto de ley de matrimonio entre personas del mismo sexo.

La nueva postura de los senadores fue confirmada luego de que ayer el Movilh expresara a Tohá su profundo malestar por la decisión de Girardi y Lagos Weber, calificando al hecho como una de los “más dañinos para el debate sobre la igualdad de derechos de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales”.

El organismo de la diversidad sexual expresó “su completa valoración por las gestiones de Tohá, quien ha mostrado una preocupación porque los políticos cumplan lo que prometen, lo cual prestigia el quehacer parlamentario, y eso ni siquiera pasa por estar a favor o en contra de la ley de matrimonio homosexual”.

El cambio de actitud fue confirmado por el propio Ricardo Lagos Weber al presidente del Movilh, Rolando Jiménez, a quien reconoció que haber retirado la firma fue un error.

La polémica se inició ayer cuando el presidente del senado, Jorge Pizarro, recibió una carta firmada por Allende Girardi, Lagos Weber, Navarro, donde comunicaban que desistían de su apoyo al proyecto de ley, tras dialogar con las iglesias evangélicas.

Pese a lo anterior, el proyecto nunca puso en jaque su tramitación, pues el autor de la iniciativa, Fulvio Rossi, mantuvo inalterable su respaldo, al tiempo que calificó como una “mala señal” el comportamiento de “mis colegas”.

Por su lado, el Movilh  repudió que los senadores   “violentaran el Estado laico, marcando un nefasto precedente respecto a la injerencia de las religiones en las políticas públicas y en la legislación”

Añadió que “estos senadores jugaron con la sensibilidades, esperanzas, propuestas y demandas de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales, sin siquiera tener la decencia de comunicar previamente su vuelco”.

El organismo también había acusado a los senadores de  “nula transparencia” el lobby que se llevó a cabo entre los legisladores y las iglesias evangélicas. “En este caso, los senadores nada han aclarado y se han limitado a señalar que retiran su respaldo a un proyecto de ley tras escuchar la opinión de iglesias evangélicas”.

Asimismo, añadió que a diferencia de este tipo de procesos “nuestro diálogos con cualquier autoridad siempre han sido de cara al país y todos saben qué buscamos, desde dónde hablamos, cuáles son nuestras propuestas, con quién nos reunimos, cuándo lo hacemos y la razón de las decisiones que tomamos”.

Conocido ahora que Lagos Weber y Girardi mantendrán su firma, el Movilh espera que Allende “también re-eavalúe su decisión”.

Sin embargo, añadió  el organismo, “desde ahora seremos muy cautos, pues el tratamiento de nuestros derechos no puede prestarse para la burla y la chacota. Este no lo permitiremos más”.

El Movilh adelantó, por último,  que  “nuestra relación con cualquier parlamentario la definiremos por las señales concretas que den sólo en el Parlamento y  no en otros espacios públicos o privados. Sólo así podrán recuperar la confianzas que el sector que representamos ya no deposita en ellos, según ha quedado manifiesto en decenas de cartas y mensajes recibidos por nuestra organización en las últimas horas”.
Así, por ejemplo, lo estimó trabajador César Peralta, quien junto a su pareja Hans Arias, logró la tuición de sus hijos en un fallo emitido el 2009 por el Juzgado de Familia de Puente Alto.

Al respecto Peralta demandó a los “parlamentarios tratarnos con respeto, no pueden jugar nuestras esperanzas y nuestras necesidades”.

Puntualizó que “necesitamos un respaldo como una familia, tengo dos hijos. Ahora mi pareja, Hans, no puede tomar decisiones sobre nuestros hijos y sí me pasara algo ellos quedarían indefensos. Tampoco podemos heredarnos, ni regular nuestro régimen patrimonial, de salud ni previsión. Estamos en la total indefensión y pese a ser una familia constituida se nos niegan los derechos que ya tienen la mayoría de los ciudadanos sólo por ser distintos”.

Notas relacionadas:

Opus Gay

Radio Bío-Bío I

Radio Bío Bío II

La Nación

Terra

El Rancahuaso

El Mercurio de Antofagasta

El Quinto Poder

El Mercurio

El Mercurio II

El Repuertero

El Periodista

Carla Antonelli

Radio Mitos

Noticias Web

La Segunda 

Crónica

 Publimetro

Sentido G

La Opiñón