Parlamentarios UDI buscan que Constitución prohíba reconocer a hijos de parejas del mismo sexo

8224589895_2979d7d654

Cuatro parlamentarios sostuvieron que la legislación actual “sanciona” a los padres y madres del mismo sexo, pues no “procuran el bienestar de los hijos desde un punto de vista psicológico y social”. El Movilh repudió la iniciativa y advirtió que no tiene ninguna posibilidad de ser aprobada en el Congreso Nacional.

Los diputados de la Unión Demócrata Independiente (UDI), Ramón Barros, María Angélica Cristi, Claudia Nogueira y Mónica Zalaquet, presentaron hoy un proyecto de reforma constitucional que busca impedir que los hijos/as de parejas del mismo sexo sean reconocidos como tales.

Denominado “Proyecto de Reforma Constitucional que modifica el artículo 1 d de la Constitución Política”, el texto  busca que en la Carta Magna se indique que “el menor sólo tendrá por padres a un hombre y a una mujer”.

A juicio de los diputados, dos de los cuales ya habían presentado el 2011 un proyecto para impedir la adopción a parejas del mismo sexo,   la definición legal actual de familia “sanciona a aquellas familias o integrantes de éste que dificulten o violenten el principio fundamental” de garantizar al menor “el mejor ambiente para el desarrollo de sus potencialidades”.

Añaden que en “la actualidad, la composición de la familia ha mutado desde el modelo  tradicional de padre, madre e hijos a un concepto donde puede faltar alguno de los  progenitores, o la familia puede estar integrada por otro miembro, como abuelos,  primos, etc., pero que esta nueva composición en ningún caso ha dado reconocimiento o amparo a una compuesta por dos madres o dos padres, entendiendo que dicha composición no procura al bienestar de los hijos desde un punto de vista psicológico ni social”.
Reacción del Movilh

Junto con desarrollar una campaña de repudio en redes sociales y pedir al candidato presidencial apoyado por la UDI, Laurence Golborne, que fije postura sobre la materia, el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), calificó al proyecto de  “una obsesión fundamentalista y homofóbica que no vacila en dañar los derechos humanos de los niños/as y de sus padres y madres, sólo en razón de la orientación sexual de quienes están a cargo de la crianza de menores”.

Estos parlamentarios “lejos de proteger a las familias, como lo señala tan majaderamente en sus discursos la UDI, atenta contra la diversidad familiar, pues busca que la Carta Magna legitime la desprotección y el odio a las distintas formas de amar, sin importar en lo más mínimo el derecho de los niños y niñas a desarrollarse en un ambiente seguro, al lado de sus padres o madres”.

El organismo añadió que de acuerdo a sus estudios el 12.9 por ciento de las lesbianas y el 7.2 por ciento de los gays, declara tener uno o más hijos o hijas en Chile, por tanto esto proyecto “además de odioso, es absurdo, ya que no es la Constitución la llamada a determinar en forma autoritaria y fundamentalista quienes pueden o no tener hijos/as. Es la realidad social, el amor y los afectos, y no una ley, la que determina el nacimiento de hijos o hijas y el Estado tiene por deber reconocer y amparar estas realidades”.

“Le decimos a la UDI que este tipo de proyectos nacen muertos, no tienen ninguna posibilidad de prosperar en el Parlamento. El mundo y Chile felizmente han cambiado, y si bien la homofobia aún existe, la grotesca reacciones de este partido a la igualdad de derechos, no tienen posibilidad alguna de ver la luz. Sólo demuestran hasta donde es capaz de llegar un partido que no acepta que todos somos seres humanos, al margen de a quien amemos”, dijo el Movilh.

Añadió que el “fundamentalismo de estos parlamentarios queda de manifiesto al considerar que todos los estudios científicos de las instancias más prestigiosas del mundo han demostrado que no hay ninguna razón para impedir a parejas del mismo sexo criar menores de edad”. Son los casos de la Academia Americana de Pediatría,  de la Asociación Americana de Psiquiatría y de la Asociación Americana de Psicoanálisis, entre otras.

El Movilh anunció que “esta negativa y odiosa señal de la UDI merece todo nuestro repudio y, en ese sentido, nos movilizaremos con fuerza para llamar a la ciudadanía a no votar por los parlamentarios que patrocinen esta iniciativa”

Del mismo modo, “seguiremos trabajando porque el Acuerdo de Vida en Pareja (AVP) se haga cargo de la realidad de los hijos de las parejas convivientes, pues estamos hablando de familias, donde hay niños involucrados y no sólo bienes”, redondó.

Puntualizó que “demandamos y exigimos al candidato presidencial Laurence Golborne que fije postura frente a este odioso proyecto y aclare si lo comparte o no, pues por más independiente que se declare, es este el partido que lo respalda y la ciudadanía merece saber cuál es la opinión de un abanderado frente al respeto a los derechos humanos de la diversidad familiar”.

Notas relacionadas:

Revise el homofóbico proyecto 

La Nación

Radio Universo

Terra

Radio Cooperativa

El Mercurio

El Mercurio II

Soy Chile

24 Horas

Terra

La Segunda

La Segunda II

The Clinic

Pubimetro

El Dínamo

La Tercera

Radio Biobio

Diario El Día