Descargando

inserta tu búsqueda

Noticias

Parejas gays y el Movilh defienden el matrimonio homosexual ante el Tribunal Constitucional

Compartir

En un documento de 33 carillas presentaron al Tribunal  sus argumentaciones a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo,  solicitando que se acepte la inconstitucionalidad de la prohibición al vínculo. De igual manera, pidieron hacerse parte de la causa ante el TC y se recordaron fallos internacionales de cortes de diversos países.

Con el patrocinio de los abogados Jaime Silva (Defensas.cl) y Fernando Muñoz y el apoyo de la actriz y animadora de televisión Francisca García-Huidobro, tres parejas gay y el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) presentaron hoy ante el Tribunal Constitucional un documento de 33 carillas donde defendieron el matrimonio entre personas del mismo sexo y solicitaron que la prohibición en el Código Civil a dicho vínculo sea declarada como contraria a la Carta Magna.

El escrito, donde las parejas y el Movilh solicitaron ser parte de la causa que lleva el Tribunal Constitucional, fue presentado luego de que el pasado 14 de diciembre la Corte de Apelaciones requiriera  un pronunciamiento sobre la aplicabilidad o inaplicabilidad constitucional de artículo 102 del Código Penal, donde se estipula que el matrimonio sólo es heterosexual.

El requerimiento, que fue acogido a trámite por el Tribunal Constitucional, fue en respuesta a un recurso de protección presentado por las tres parejas gays a raíz de que el 23 de septiembre pasado el Registro Civil se negó a darles hora de matrimonio.

En el escrito presentado hoy, la defensa de las parejas precisó que el Código Civil no sólo vulnera la Constitución, sino también diversos tratados o pronunciamientos  internacionales, como son  la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre (1948), la Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948), la Convención Americana de Derechos Humanos (1969), el Pacto Internacional de Derechos Económicos Sociales y Culturales (1966) y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (1966).

“Todos estos pronunciamientos garantizan la no discriminación y el derecho a conformar familia y contraer matrimonio, sin hacer distinciones por orientación sexual  o identidad de género. Esperamos que estos argumentos sean medidos en su mérito por el TC. El Matrimonio no puede ser homosexual o heterosexual, debe ser sólo matrimonio, sin discriminaciones de ningún tipo”, apuntó el presidente del Movilh, Rolando Jiménez.

De igual manera, se relataron casos de legislación comparada donde cortes supremas, cortes judiciales  y tribunales se han pronunciado sobre la inconstitucionalidad de la prohibición al matrimonio entre personas del mismo sexo, recordándose fallos de Europa, Estados Unidos y Argentina.

“Es deber de los juristas contribuir a acabar con todas las formas de discriminación y subordinación; sobre todo aquellas estatuidas por la propia ley. En ese sentido, fueron los propios juristas quienes comenzaron, mediante acciones como ésta, la declaración de inconstitucionalidad de preceptos legales que establecían diferencias arbitrarias”, señaló el escrito al relatar los fallos de otros países.

En el documento los abogados Silva y Muñoz redondearon que “en la práctica, las parejas heterosexuales pueden decidir entre contraer matrimonio o mantener relaciones de hecho. Sin embargo, las parejas homosexuales sólo pueden convivir, sin tener derecho a ningún tipo de protección legal con la consiguiente desigualdad de derechos que ello conlleva. Lo que es más grave, esta desigualdad jurídica proyecta hacia la sociedad un estigma con el que deben cargar las parejas del mismo sexo”.

Añadieron que “las sociedades modernas la ley cumple importantes funciones simbólicas; y la desigualdad en materia de acceso igualitario al matrimonio robustece y perpetúa la falta de aceptación social de que son víctima aquellas personas que deciden organizar su vida de pareja de acuerdo a una orientación sexual distinta de la que caracteriza a la mayoría”.

La defensa puntualizó que “es menester tener presente que la cuestión sometida a decisión de este Excelentísimo Tribunal es una materia de profundo interés nacional. En efecto, son cada vez más numerosas las familias que no podemos enmarcar en el concepto tradicional. Sin embargo, la legislación aplicable no refleja dicha diversidad social, pese a la igual libertad y dignidad que nuestro ordenamiento ofrece a todas las personas. Como consecuencia de ello, un numeroso grupo de personas no pueden acceder al estatuto jurídico que ofrece el matrimonio”.

Las parejas que están luchando por la igualdad legal son  César Peralta y Hans Arias, padres de dos niños, luego de que ganarán la tuición de sus hijos en un fallo emitido el 2009 por el Juzgado de Familia de Puente Alto;  así como el canadiense Stephane Abran, quien contrajo matrimonio en agosto del 2006 con el chileno Jorge Monardes en Canadá, y Víctor Arce y Miguel Lillo, quienes formalizaron su unión en Mendoza el pasado 20 de agosto.

Notas relacionadas:

Galería de fotos

La 3ra TV

El Mostrador

Radio Bío Bío

Tags:

Tal vez te interese