Michelle Bachelet llegará a La Moneda con un programa que incluye el matrimonio igualitario

MB

El programa presidencial incluye un capítulo denominado “Igualdad y no Discriminación”, donde compromete mejorías a la Ley Zamudio, ley de identidad de género e institucionalidad contra la discriminación. “Tenemos la fuerza ciudadana y las mayorías parlamentarias” para los cambios, dijo ayer en su primer discurso como presidenta electa.

Con un 62.16 por ciento de los votos Michelle Bachelet se convirtió ayer en la presidenta electa de Chile, venciendo a la abanderada de la alianza, Evelyn Matthei, que obtuvo el 37.83 por ciento de las preferencias.

El triunfo de la abanderada, felicitado por todos los sectores sociales y políticos, trae de la mano un programa presidencial que promete variados temas para terminar con la discriminación que afecta a lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT).

En lo que se consideró un guiño a esta y otras temática, Bachelet señaló ayer en su primer discurso como presidenta electa que hoy “están triunfando quienes han marchado en nombre de la diversidad, en nombre de la tolerancia, en nombre de una salud pública que entregue respuestas y dignidad, en defensa de los derechos y el respeto a los pueblos indígenas”

Añadió que “¡Chile: ahora, por fin, es el momento! Tenemos la fuerza ciudadana. Tenemos las mayorías parlamentarias y en los consejos regionales. Tenemos las condiciones políticas, sociales y económicas. Tenemos la voluntad y tenemos la unidad”, dijo para apuntar que nuestro país  “ha decidido que es momento de iniciar transformaciones de fondo. Con responsabilidad y con energía. Con amplitud y voluntad de diálogo. Con unidad y con determinación”

Uno de los aspectos más relevantes para la población LGBT es que el programa de Bachelet contempla el matrimonio igualitario, mejorías a la Ley Zamudio, ley de identidad de género e institucionalidad contra la discriminación, reformas constitucionales, entre otros puntos que fueron trabajados junto a variados colectivos y referentes, entre esos Mums, Acción Gay, Iguales, OTD, Hod Judíos por la Diversidad, Sindicato Amanda Jofré y el Movilh.

Sobre la materia, el Movilh dijo esperar que “el próximo gobierno cumpla con cada uno de los puntos por la no discriminación del programa presidencial, incluido el matrimonio igualitario, en especial al recordar que se pidió votar por candidatos de la Nueva Mayoría, porque se dijo que sólo ellos/as garantizaban llevar a la práctica lo comprometido”.

Programa

A continuación se reproduce  el capítulo “Igualdad y no Discriminación” del Programa Chile de Todos”.

“Un país más inclusivo y menos desigual es un país que valora la diversidad, promoviendo y garantizando la igualdad de derechos de todos y todas. Construir el Chile de Todos es impensable sin un compromiso irrestricto con la erradicación de toda forma de discriminación ya sea por motivos de raza o etnia, nacionalidad, situación socioeconómica, lengua, ideología u opinión política, religión o creencia, sindicación o participación en organizaciones gremiales, sexo, orientación sexual, identidad de género, discapacidad, enfermedad, estado civil, edad, filiación o apariencia personal.

La igualdad y no discriminación no es sino el respeto a los Derechos Humanos en todas sus dimensiones y erradicar las vulneraciones requiere de cambios culturales que sin duda trascienden un gobierno. Esta es una tarea país, que debe comprometernos a todos y todas. El compromiso de la Nueva Mayoría aspira a sentar las bases de una sociedad que respeta la diferencia justamente garantizando igualdad de derechos a todos y todas.

En ese contexto, la elaboración de una Nueva Constitución Política ofrece una oportunidad inmejorable para impulsar el cambio cultural que implica la erradicación de la discriminación desde una perspectiva normativa, al ser esta la base sobre la que se estructura nuestro sistema político, convivencia social y legitimidad de las leyes.

De manera inmediata haremos cumplir la legislación vigente que obliga a cada uno de los órganos de la administración del Estado, dentro de las áreas de su competencia, a elaborar e implementar las políticas destinadas a garantizar a toda persona, el goce y ejercicio de sus derechos y libertades reconocidos por la Constitución, las leyes y los tratados internacionales ratificados por Chile. Lo anterior deberá manifestarse en medidas concretas que avancen en esta dirección y que se reflejen a nivel simbólico, institucional, legal y de política pública.

Desarrollaremos y haremos seguimiento a los mecanismos para que el enfoque de inclusión esté apropiadamente incorporado en el diseño, implementación y evaluación de políticas y programas públicos.

Dotaremos al Instituto Nacional de Derechos Humanos con las capacidades para promover y coordinar la aplicación del principio de igualdad ante la ley y no discriminación, de modo que los esfuerzos que el Estado haga en este sentido sean coordinados y eficientes, maximizando los recursos públicos y exaltando, en definitiva, a la diversidad como una virtud social.
Garantizaremos y entregaremos los apoyos para que funcionen de manera adecuada programas obligatorios de prevención de la discriminación en todo el sistema escolar, incluyendo la capacitación a docentes y asistentes de la educación.

En materia legislativa, promoveremos una reforma a la Ley 20.609, de no discriminación, respondiendo a la demanda transversal de las organizaciones de la sociedad civil que intervinieron en su tramitación, de tal modo que no quede reducida simplemente a la consagración de una acción judicial, sino que se establezca el deber para el Estado de elaborar políticas públicas contra la discriminación, acciones afirmativas a favor de los grupos históricamente discriminados y medidas de reparación.

Junto a ello, evaluaremos una iniciativa en contra de la incitación al odio, que contemple todas las categorías establecidas en la actual ley de no discriminación.

Impulsaremos las reformas legislativas que garanticen el respeto pleno de los derechos de las personas que forman parte de la Diversidad Sexual y de Género, en el marco de los tratados internacionales suscritos por nuestro país, incluyendo:

Matrimonio igualitario: convocaremos a un debate abierto, con participación amplia para la elaboración y posterior envío de un proyecto de ley en esta materia.

Ley de identidad de género: las personas transgénero son probablemente uno de los grupos que se encuentran en mayor situación de vulnerabilidad en nuestra sociedad. A raíz de la discordancia entre su nombre legal y su identidad de género, tienen barreras de acceso básicas al mundo laboral, siendo víctimas de situaciones de discriminación y vulneración de derechos fundamentales.
Promoveremosla tramitación de la ley de identidad de género, que se encuentra en trámite, respondiendo a la necesidad de consagrar legalmente el derecho a la identidad de género, y estableciendo un procedimiento judicial, de acuerdo a normas internacionales suscritas por nuestro país, que permita a las personas trans adecuar su nombre y sexo registral de acuerdo a su propia identidad de género.

Por vía administrativa garantizaremos el acceso a los programas sociales de todos los tipos de familia. Desarrollaremos un programa educativo a nivel nacional de formación y prevención de toda forma de discriminación, elaborado e implementado de manera participativa con representantes de la sociedad civil, conteniendo estrategias de prevención, promoción y protección de los derechos humanos en su conjunto”.

Notas relacionadas:

CNN Chile

El Mercurio

La Tercera

La Tercera II (pag 17)

Radio ADN

Radio Infinita

Belelú

El Mostrador

Publimetro

Terra

La Nación

El Mundo, España

SPD Noticias

Espacio 360, Perú

Duna

El Pulso

El Pulso II