Gran señal: Prefectura de Carabineros valida expresión de afecto gay y lésbico en la vía pública

En cita con un periodista gay que padeció discriminación por parte de un grupo de policías y con el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), la prefectura de Carabineros de Santiago Central señaló hoy que no avala el accionar de sus funcionarios contra la expresión de afecto en la vía pública entre personas del mismo sexo.

El prefecto (s) y comandante Marcelo Cáceres específico que no ve ningún problema en que parejas gays o lesbianas se abracen y besen en la vía pública, pero al mismo tiempo reconoció que tal premisa requiere de un profundo cambio cultural entre sus funcionarios para ser asumida como válida.

El pronunciamiento de la prefectura tuvo lugar luego que el Movilh solicitara una entrevista con el comandante Cáceres para expresar su repudio porque el periodista gay Rodrigo Muñoz Opazo denunciara que fue agredido verbalmente por funcionarios de la Primera Comisaría de Santiago por la única razón de haber expresado su afecto a un amigo en el centro de Santiago.

En la cita, donde Muñoz Opazo dejó formalmente estampada la denuncia por el hecho que tuvo lugar el 31 de enero anterior, el Movilh volvió a insistir ante Carabineros sobre la necesidad de que sus funcionarios sean orientados respecto a los derechos de las minorías sexuales.

“Indicamos que Carabineros suele tener una conducta muy violenta contra las minorías sexuales, y que ello debía combatirse de una manera más proactiva por parte de los superiores de esta institución”, dijo el presidente del Movilh, Rolando Jiménez.

Gracias a la reunión con Cáceres, la prefectura se comprometió a iniciar una investigación sobre el hecho padecido por el periodista Muñoz Opazo, al tiempo que se acordó informar de los resultados de este estudio al afectado.

“Estamos muy satisfechos con la valentía del Rodrigo Muñoz para hacer la denuncia, pues sólo de esta manera es posible combatir la homofobia o transfobia existente al interior de Carabineros”,agregó el activista del Movilh, Juan Hernández.

En tanto, Jiménez valoró la “buena disposición de la Prefectura de Carabineros, pues cuando desde el rango superior se indica que no se puede discriminar las expresiones de afectos homosexuales, se está dando una muy buena señal a favor de los derechos humanos de un sector de la población”.

Los hechos que afectaron a Muñoz Opazo ocurrieron en Huérfanos con Mac-Iver en momentos cuando junto a su acompañante “compartimos afectos como abrazarnos y hacernos cariño, tal vez de manera más efusiva que dos amigos hombres heterosexuales”.

Muñoz Opazo, quien denunció el caso en correos electrónicos enviados a la presidencia y a la Primera Comisaría, especificó que cuando funcionarios Carabineros se percataron de la expresión de afecto “comenzaron a agredirnos verbalmente diciendo “maricones”, “váyanse a otro lado degenerados”, “periodista pervertido”, “Córranse”, “los vecinos han llamado para que se vayan”, siendo que no habían ni transcurrido 15 minutos”.

“Estas cosas no pueden seguir ocurriendo en un país que se jacta de democrático, sin embargo, hay que rescatar avances. Antes no sólo estas denuncias no se hacían, sino que además era imposible llegar a acuerdos con los altos mandos de Carabineros. Hoy, en algo están cambiando las cosas, y para bien”, apuntó el Movilh.

Notas relacionadas:

El Mercurio

OpusGay

La Segunda

La Cuarta

Sentido G

Terra

PuntoGay