Comisión Interamericana de DDHH da un plazo de dos meses a Chile para que responda por prohibición del matrimonio igualitario

chilecidh

La demanda por el matrimonio igualitario presentada por el Movilh está haciendo historia, por ser la primera de la región que se analiza en el sistema interamericano.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos dio un tratamiento especial a la demanda presentada por el Movilh contra el Estado de Chile por la negación del matrimonio, dándole un plazo más breve en comparación al que habitualmente es otorgado a los casos que analiza.

De esa manera, la Comisión ya notificó al Estado de Chile por la demanda y le dio un plazo de dos meses para resolver sobre este caso, el primero sobre matrimonio igualitario que es discutido por el sistema interamericano, informó el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), organismo que se mostró satisfecho con la determinación.

“Formalmente esta comunicación le concede un plazo al Estado para que se haga cargo de los argumentos de admisibilidad. Significa además que la Comisión evaluó la petición y encontró que todos los requisitos formales estaban cumplidos y existe una consideración general de que el caso tiene fundamentos”, indicó el abogado Ciro Colombara que patrocina la demanda del Movilh junto al jurista estadounidense Hunter Carter.

El presidente del Movilh, Rolando Jiménez, añadió que “esta histórica tramitación, sin duda marcará y definirá la manera cómo nuestro Estado  resolverá el tema del matrimonio igualitario en Chile. Esperamos que el Estado se haga carga de que la negación de este derecho a parejas sólo en razón de la orientación sexual es una discriminación y, por tanto, una violación a los derechos humanos”.

El Movilh presentó la denuncia contra el Estado de Chile el 15 de mayo del 2012, luego de que el 4 de abril de ese año la Corte Suprema rechazara un recurso de protección a favor de tres parejas del mismo sexo (Stephane Abran y Jorge Monardes; Víctor arce y Miguel Lillo, César Peralta y Hans Arias),  a las cuales el Registro Civil les había negado  el derecho a contraer matrimonio.

El Movilh precisó que al margen de que el Congreso Nacional apruebe el Acuerdo de Vida en Pareja, la demanda contra el Estado de Chile no será retirada, “por cuanto las uniones civiles en nada se relacionan con el derecho al matrimonio. Son dos derechos distintos, que respondan a necesidades e intereses diversos. El AVP o normas similares están pensando para quienes no quieren casarse, sean heterosexuales u homosexuales”.

Notas relacionadas:

CNN Chile

The Clinic

Radio Zero