Colegio católico “Instituto Miguel León Prado” debate sobre adopción homosexual con 300 escolares

Unos 300 estudiantes de primero a cuarto medio participaron junto a sus docentes del  inédito debate que tuvo como panelistas al sacerdote José María Arnaíz y al Movilh. En la ocasión se entregó a docentes y estudiantes el manual “Educando en la Diversidad, Orientación Sexual e identidad de Género en las Aulas” y se abordó el bullying homofóbico y transfóbico.

El Centro de Alumnos y la Dirección de Enseñanza Media del colegio católico Instituto Miguel León Prado organizaron ayer en sus dependencias un inédito debate sobre las familias homoparentales y sobre la adopción por parte de parejas compuestas por personas del mismo sexo, dándose espacio a un respetuoso y cordial  diálogo entre los más de 300 asistentes.

El debate tuvo como panelistas al presidente de la Fundación Chaminade, José María Arnaiz, y al presidente del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), Rolando Jiménez, quien fue invitado tras una propuesta presentada a la dirección del establecimiento por el Centro de Alumnoss.

Durante la discusión, el Movilh relató que la demanda por la adopción homosexual es parte de los principios de igualdad ante ley y de respeto a los derechos humanos, que tiene siempre presente la defensa del interés superior de los niños y niñas.

De igual manera, Jiménez recordó que no existe ningún impedimento social o científico para que niñas y niños sean criados por parejas homosexuales, “pues todos lo estudios indican que no hay  problemas en ello”. 

Por su lado, Arnaiz destacó que la Iglesia Católica “no tiene un pronunciamiento oficial” sobre la adopción homosexual, aún cuando diversos cardenales y otros representantes de la Alta Jerarquía  se han referido a ello, y resaltó “que no conviene llegar tarde a la discusión de estos temas importantes para la humanidad”.

Las preguntas de los estudiantes fueron directas tanto para Arnaíz como para Jiménez. Mientras el primero se le consultó la razón porque la Iglesia intervenía  en decisiones de tipo político en Estados laicos, el segundo fue interrogado sobre la eventual discriminación que padecerían hijos/as de parejas homosexuales.

Mientras Arnaiz  destacó que la Iglesia bien puede fijar sus puntos de vistas, pero comprendiendo el mismo tiempo que son una posición más dentro de la sociedad, Jiménez respondió que la discriminación hacia los hijos o hijas de parejas homosexuales debe enfrentarse con más educación, y no con más exclusiones.

Durante el debate, que trató las declaraciones del Secretario General del Estado Vaticano, Tarcisio Bertone (quien en abril pasado asoció a la homosexualidad con la pedofilia), también se abordó la importancia de enfrentar la discriminación y el bullying homofóbico y transfóbico en las aulas.

Para tales efectos, el Movilh obsequió a docentes y estudiantes el manual “Educando en la Diversidad, Orientación Sexual e Identidad de género en las Aulas”,  producido por ese movimiento de minorías sexuales con el respaldo de la Fundación Triángulo y el financiamiento de la Cooperación Extremeña.

De la misma manera se obsequiaron materiales sobre aspectos legislativos vinculados a lesbianas, gays, bisexuales y transexuales, los cuales fueron repartidos en el mismo lugar por el Centro Alumnos.

Con el foro de ayer el Centro de Alumnos del Instituto Miguel  León Prado busco entusiasmar a sus compañeros y compañeras en un concurso de debates que iniciará próximamente.

“Valoramos profundamente que el un colegio católico genere un debate sobre los derechos humanos de la diversidad sexual, considerando con respeto y armonía la variedad de opiniones existentes sobre la materia. Estamos muy felices y agradecidos de haber participado de esta actividad, que por sí sola demuestra cuanto ha cambiado nuestro país en relación a la diversas social que lo compone”, puntualizó Jiménez.

Notas relacionadas:

Video con extractos del inédito debate

Galería de fotos

El Repuertero

Gloss

Iquique Online

Amnistía Internacional