Advierten sobre vulnerabilidad de personas transexuales tras fallecimiento de joven en Antofagasta

chichi

La Chichi, una querida mejillonina, murió luego de que se inyectara silicona industrial para adecuar su cuerpo a su identidad de género.

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) lamentó ayer el fallecimiento de Eva Anastacia Alcota Aguilar, más conocida como “Chichi” y advirtió que la causa de su deceso se explica “por la alta vulnerabilidad de la población transexual”.

El médico forense y tanatólogo, del Servicio Médico Legal, Rodrigo Valdés, precisó a SoyChile.cl que la joven falleció la madrugada del anterior sábado en el Hospital de Antofagasta producto de la silicona industrial que inyectó a su cuerpo.

Esta silicona “se inyecta de forma líquida directamente al tejido subcutáneo y eso provoca que pase fácilmente al torrente sanguíneo. La silicona tapó los vasos sanguíneos de los órganos y estos dejaron de funcionar. En este caso fue el hígado y pulmón lo que la llevó a la muerte”, precisó Valdés

“Lamentamos el fallecimiento de una mujer tan querida en Mejillones, como fue Chichi. Ella se desempeñó como nana, trabajó en el municipio y participó en obras de teatro, ganándose el cariño de las personas y de las autoridades locales. Sin duda, se trata de una mujer de esfuerzo que ha perdido la vida. Nuestras condolencias para su familia y seres queridos”, apuntó el Movilh.

El organismo añadió que “lo sucedido a la Chichi es una realidad que afecta a muchas mujeres transexuales. La necesidad humana de adecuar el cuerpo a la identidad de género, en un país que todavía poco y nada sabe sobre transexualidad, deriva en muchas ocasiones en la automedicación o en la realización de procedimientos con personas que no tienen ninguna formación en salud”.

“En esta dramática realidad sin duda incide un sistema social que niega derechos a la población transexual desde la infancia. Ni el sistema educacional, ni el laboral están preparados para dar un trato igualitario a las personas con identidad de género diversa, lo que limita el acceso y conocimiento de oportunidades y, lógicamente, lleva a una parte de la población transexual a desconfiar de la institucionalidad”, sostuvo el Movilh.

Añadió que, sin embargo, “en la actualidad el sistema público de salud cubre los procesos de readecuación corporal y garantiza a las personas trans ser tratadas por su nombre y sexo social. La población transexual merece saber sobre estos derechos, exigirlos y denunciar cada vez que no se los resguarden. Las autoridades deben, por su parte, hacer visibles y públicos estos derechos y todo funcionario público de la salud debe ser capacitado en identidad de género. Sólo así podrán disminuirse los niveles de vulnerabilidad”.

Notas relacionadas:

La Estrella de Antofagasta

Soy Chile