Acusan a la UDI de utilizar “electoral e inmoralmente” los derechos humanos de las minorías sexuales

Según el senador y presidente de la UDI, Juan Antonio Coloma, el matrimonio homosexual es un invento de la izquierda y no una necesidad real de las personas. Añadió que las relaciones homosexuales violentan sus principios cristianos. “Esto es una neo-dictadura que ahora pretende restringir las libertades y derechos individuales”, respondió el Movilh.

 El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) acusó hoy a la Unión Demócrata Independiente (UDI) y a su presidente, el senador Juan Antonio Coloma de “mentir descaradamente ante la opinión pública” sobre los alcances y compromisos adquiridos por los candidatos presidenciales con la unión civil y/o el matrimonio entre personas del mismo sexo.

“Afirmar una y otra vez con un descaro alarmante que las demandas y propuestas por las uniones civiles y el matrimonio homosexual pertenecen, han surgido o son exclusivos de  una determinada corriente ideológica, como la izquierda, es una utilización política-electoral inmoral de un problema social que afecta a lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT), un 10 por ciento de la población cuyos convivientes carecen de toda protección jurídica en igualdad de condiciones”, señaló el Movilh en una misiva enviada hoy a Coloma y a la UDI.

El repudio tuvo lugar luego de que hoy Coloma dijera a El Mercurio que la unión civil homosexual es un invento de la izquierda, pues “lo de agenda progresista es un eufemismo”.

Además, el senador dejó entrever que el candidato presidencial de la Concertación, -Eduardo Frei, apoya el matrimonio homosexual, lo cual es falso, y sostuvo que no hay diferencias en este plano entre el UDI y su abanderado, Sebastián Piñera, lo que tampoco se ajusta a la realidad.

“El hecho de que las uniones civiles y matrimonios homosexuales estén en el debate electoral es el resultado de una lucha iniciada, en particular desde el 2003, en forma exclusiva por minorías sexuales de las más diversas tendencias ideológicas y en el transcurso de estos años la  mayoría de la población, según todas las encuestas, y representantes de la totalidad de los partidos políticos, a excepción del vuestro, han comprendido que la legalización de estas parejas constituye un avance para el respeto integral a los derechos humanos, sin discriminaciones”, añadió el Movilh en la misiva.

Sostuvo que “ahora bien, sí partidos como la UDI insisten en ubicar el principio de respeto integral a los derechos humanos como una “agenda de izquierda”, entonces lo lógico es que la derecha por ustedes representada asuma de una vez una única verdad: que en democracia no están respetando los derechos humanos y que harán todo lo posible por mantener esta violación a la igualdad entre todas las personas”.

El Movilh repudió además que “nuevamente con oportunismo electoral”, la UDI y sus parlamentarios “confundan” a la opinión pública respecto a los compromisos adquiridos por otros candidatos a la Presidencia, en específico por Eduardo Frei, en torno a la legalización de las parejas homosexuales.

“Frei, al igual que Sebastián Piñera, se ha comprometido con nuestra organización con las uniones civiles, no con el matrimonio como usted pretende hacer creer y en ello, aunque usted lo niegue, claramente hay una diferencia con la UDI, el único partido que ha impedido una y otra vez que este tipo de legislaciones avancen en el Congreso Nacional”, precisó la organización.

Frente a la afirmación de Coloma de que  “la unión de un hombre con un hombre o de una mujer con una mujer vulnera exactamente los principios cristianos en los que creo”, el Movilh añadió que ello “explicita una interpretación homofóbica y antojadiza de esos “principios cristianos”, pero más aún refuerza lo que ya es obvio para todos los chilenos y chilenos: Sí la UDI pudiese gobernar lo haría bajo sus propios principios, lo haría a su medida, imponiendo a otros su visión del mundo y obstaculizando de paso el avance hacia una igualdad plena”

“Un presidenta o una presidenta”, puntualizó el Movilh,  “debe gobernar para todos los chilenos y chilenas, resguardando la vigencia de un Estado laico y respetando las diversas creencias y principios existentes en nuestra sociedad. No comprender ello, es una peligro para la democracia, un antesala para una neo-dictadura que ahora pretende restringir las libertades y derechos individuales en todos aquellos planos donde nuestra cultura ha pasado del conservadurismo al progresismo”.

Notas relacionadas:

Opus Gay