inserta tu búsqueda

Noticias

66 países llamaron en la ONU a terminar con las leyes que penalizan a las minorías sexuales

Compartir

En histórica declaración los Estados expresaron su alarma y preocupación por las violaciones a los derechos humanos. Colectivos de diversas asociaciones de minorías sexuales; como la RED LGTB del Mercosur, la ILGA e IGLHRC;  trabajaron con fuerza para obtener el apoyo de sus respectivos Estados. En Chile hubo una especial coordinación entre la Cancillería y el Movilh.

A 66 ascendieron los países que hoy dieron en la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) una histórica e inédita señal en contra de la discriminación por orientación sexual e identidad de género al respaldar y leer una declaración impulsada por Francia donde se llama a derogar toda sanción penal que afecte a las personas por la única razón de ser lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT).

La propuesta; que fue anunciada por Francia en mayo pasado con el objeto de lograr que la homosexualidad y la transexualidad dejen de ser delito; urgió “a los Estados a que tomen todas las medidas necesarias, en particular las legislativas o administrativas, para asegurar que la orientación sexual o identidad de género no puedan ser, bajo ninguna circunstancia, la base de sanciones penales, en particular ejecuciones, arrestos o detención”.

Junto con expresar su “preocupación” y “alarma” por los atropellos padecidos por la población LGTB, los Estados condenaron en la “Declaración sobre Orientación Sexual e Identidad de Género, “las violaciones de derechos” por esos motivos “dondequiera que tengan lugar, en particular el uso de la pena de muerte sobre esta base, las ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias, la práctica de la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, el arresto o detención arbitrarios y la denegación de derechos económicos, sociales y culturales, incluyendo el derecho a la salud”.

En ese sentido, hicieron “un llamado a todos los Estados y mecanismos internacionales relevantes de derechos humanos a que se comprometan con la promoción y protección de los derechos humanos de todas las personas, independientemente de su orientación sexual e identidad de género”.

De igual manera, se pidió a los Estados investigar las violaciones a los atropellos basados en la orientación sexual y la identidad de género, así como “asegurar una protección adecuada a los defensores de derechos humanos, y a eliminar los obstáculos que les impiden llevar adelante su trabajo en temas de derechos humanos, orientación sexual e identidad de género”.

En el éxito de la iniciativa impulsada por Francia; con el especial respaldo de Argentina, Brasil, Croacia, Gabón, Japón, Noruega y el Reino de los Países Bajos; incidieron diversas asociaciones LGTB del mundo que realizaron variadas gestiones antes sus respectivas autoridades o ante la ONU para conseguir el apoyo de sus Estados, destacando en el Cono Sur las acciones de la RED LGTB del Mercosur,

Así, la RED LGTB del Mercosur ya había conseguido el 7 de agosto del 2007 que los países miembros y asociados de ese bloque regional sacaran su primer pronunciamiento a favor de los derechos humanos de las minorías sexuales, rompiendo la tendencia de apatía o silenciamiento en la región.

Luego, y junto a gestiones de otras instancias,  como la Comisión por los Derechos Humanos de Gays y Lesbianas (IGLHRC), ello dio el paso para que los países del Mercosur respaldaran  la resolución “Derechos Humanos, Orientación Sexual e Identidad de Género” aprobada en la Organización de Estados Americanos (OEA), en el marco del 38 período de sesiones, efectuada en junio pasado en Medellín.

A la par, organizaciones parte de la RED LGTB del Mercosur, siendo ejemplos Movilh de Chile e Igualdad de Bolivia, se reunieron y dialogaron estos meses son sus respectivas Cancillerías para gestionar el voto de sus países a la propuesta francesa.

Gestiones claves también cursaron Amnistía Internacional; ARC International; la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transgénero e Intersex (ILGA); Centro por el Liderazgo Global de las Mujeres (Center for Women’s Global Leadership); COC Netherlands; IGLHRC, Comité Internacional por el Día Internacional contra la Homofobia (International Committee for IDAHO ); Global Rights; Human Rights Watch; International Service for Human Rights; ILGA Pan-Africana; y Public Service International.

Así es como representantes de varias de estas instancias estuvieron presentes hoy en Nueva York y, tras la lectura de la histórica declaración, celebraron un foro panel sobre la materia que fue moderado por la co-secretaria general de la ILGA, Gloria Careaga, contando con la participación de activistas de diversas partes del mundo y de la secretaria de Estado francesa para los Derechos Humanos, Rama Yade (en la fotografía), figura clave de este día histórico.

La declaración conjunta emitida hoy no es una resolución, ni tampoco se sometió a votación. Sólo aclara que todas las normas sobre derechos humanos aprobadas ya en los niveles internacionales o locales son y deben ser aplicables a las minorías sexuales.

La Declaración fue firmada por Albania, Alemani, Andorra, Argentina, Armenia, Australia, Austria, Belgica, Bolivia, Bosnia Herzegovina, Brasil, Bulgaria, Canada, Cabo Verde, Republica Central de Africa, Chile, Colombia, Croacia, Cuba, Chipre, Republica Checa, Dinamarca, Ecuador, Espanna, Estonia, Finlandia, Francia, Gabon, Georgia, Greeia, Guinea, Holanda, Hungria, Iceland, Irlanda, Israel, Italia, Japon, Latvia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Mauritania, Mexico, Montenegro, Nepal, Nueva Zelanda, Nicaragua, Noruega , Paraguay, Polinia, Portugal, Reino Unido, Romania, San Marino, Sao Tome y Principe, Serbia, Eslovakia, Slovenia, Suiza, Yugoeslavia , Timor, Uruguay, y Venezuela.

EFECTOS EN CHILE

Conocida la propuesta y el respaldo de Chile, el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh);  que realizó diversas gestiones ante el gobierno para garantizar el apoyo del Estado; se mostró “emocionado y feliz por esta histórica señal que se ha dado al mundo. Valoramos profundamente el respaldo de nuestra Cancillería, y la buena disposición manifestada por su Departamento de Derechos Humanos, a objeto de ir manteniéndonos minuto a minuto informados de lo ocurrido hoy”.

El organismo añadió que “tras hoy diversos Estados, en especial los que firmaron la Declaración, deberán avanzar para traducir su discurso a la práctica. En el caso de Chile, ello es más que importante, pues varias legislaciones sirven aún para criminalizar a las personas sólo por pertenecer a la diversidad sexual”.

En efecto, en Chile el artículo 373 del Código Penal, que sanciona las ofensas a la moral y las buenas costumbres, “ha sido usado pata detener y agredir a las personas por el sólo hecho de ser homosexuales o transexuales”.

En tanto, precisó el Movilh, el articulo 365, también del Código Penal, trata como “delincuentes a los jóvenes homosexuales y transexuales pues fija su edad de consentimiento sexual en 18 años y para los heterosexuales en 14, con lo cual las parejas de los primeros suelen ser encarceladas y los adolescentes LGBT ven afectados su dignidad, aspecto que ya fue criticado a nuestro Estado por el Comité de los Derechos del Niño de las Naciones Unidas”.

El Movilh puntualizó que “entonces demandamos a nuestro Estado que el compromiso adquirido en la ONU sea llevado a la práctica y la mejor manera de partir, es derogando estas dos homofóbicas y transfóbicas leyes”.

De acuerdo a los Informes Anuales de los Derechos Humanos de las Minorías Sexuales Chilena elaborados por Movilh, entre el 2002 y el 2008 se han registrado en Chile 20 casos de detenciones arbitrarias o atropellos policiales, que han afectado a unas 150 personas.

Notas relacionadas :

El Mapocho

OpusGay

Kaos en la Red

Sentido G

Tags:

Tal vez te interese