inserta tu búsqueda

Noticias

Vallenar aprueba la primera ordenanza contra la discriminación de la Región de Atacama

Compartir

Con la ordenanza el municipio se compromete a implementar medidas contra la discriminación y a sancionar a los funcionarios que excluyan arbitrariamente a las personas. “Estamos contentos como concejo pues nos hemos puesto a la altura de lo que el país requiere”, dijo el alcalde Cristián Tapia.

El Concejo Municipal de la Vallenar, encabezado por el alcalde Cristián Tapia, aprobó en forma unánime una Ordenanza contra la Discriminación, convirtiéndose así la comuna en la primera de la Región de Atacama en dar luz verde a una iniciativa de este tipo.

Junto al apoyo del alcalde, la ordenanza fue aprobada con los votos de los concejales Sergio Iribarren (Pro), Luis Bogdanic (RN), Robinson Morales (PRSD), Juan Santana (PS),  Tomás Cuadra (PS) y Juan Cortés (PS), destacando especialmente éste último por haber promovido activamente la iniciativa en los últimos meses.

“Esta ordenanza es un compromiso de mucho tiempo y que en campaña se dio a conocer. Hoy lo votamos y este es un inicio de un trabajo que comenzaremos con la comunidad y con las diversas agrupaciones y organizaciones que se sientan respaldados con esta ordenanza. Este es un gran triunfo”, dijo Cortés.

El alcalde Tapia añadió que “estamos contentos como concejo pues nos hemos puesto a la altura de lo que el país requiere. Con esta ordenanza se ratifica la ley (Zamudio) y como comuna y autoridades debemos ser responsables, sin dejar de lado a las personas”.

“Vallenar ha hecho historia en la Región de Atacama. Desde ahora los sectores discriminados contarán con una herramienta local para hacer frente a toda forma de exclusión arbitraria. Estamos muy felices y aplaudimos al alcalde y todo el concejo municipal por este gran paso”, añadió el presidente del Movilh, Rolando Jiménez, quien estuvo presente en la votación.

Dividida en 10 artículos, la Ordenanza  ideada por el Movilh y aprobada el lunes anterior en Vallenar tiene por fin “evitar que se produzca discriminación arbitraria”, velando para tales efectos por los derechos de todas las personas y reconociendo el aporte de sus ciudadanos al desarrollo local.

Junto con garantizar orientación y ayuda a personas de escasos recursos económicos afectadas por la exclusiones arbitrarias, con la Ordenanza el municipio se compromete a “implementar medidas contra todo tipo de discriminación” y  a promover “en  todos los establecimientos dependientes de su administración y actos (…) el respeto y aceptación de la diversidad social”.

Al mismo tiempo insta a los funcionarios municipales a “promover y expresar en  todo ámbito, y en especial en el de sus competencias, el respeto a la diversidad sociocultural, política y económica, basado siempre en el principio de no discriminación arbitraria, a fin de garantizar a toda persona o grupo de personas de la comuna el pleno, efectivo e igualitario ejercicio de derechos”.

Se establece además que en “el caso de que un funcionario municipal incurra en un acto discriminatorio, el municipio determinará sanciones administrativas, aún cuando las personas (afectadas) decidan o no judicializar el conflicto”

Para todos los efectos, la ordenanza entiende como discriminación arbitraria “a toda forma injustificada de distinción, exclusión, restricción o preferencia, cometida por agentes municipales o particulares, que prive, perturbe, amenace o menoscabe el ejercicio de los derechos establecidos en la Constitución Política de la República, en la ley, así como en los tratados internacionales ratificados por Chile y que actualmente se encuentran vigentes, en particular cuando se funden en motivos tales como la raza o etnia, la nacionalidad, la situación socioeconómica, el idioma, la ideología u opinión política, la religión o creencia, la sindicación o participación en organizaciones gremiales o la falta de ellas, el sexo, la orientación sexual, la identidad de género, el estado civil, la edad, la filiación, la apariencia, personal y la enfermedad o discapacidad”.

“Para ejecutar, vigilar y dar seguimiento de una forma más integral al cumplimiento de esta ordenanza, el municipio creará las instancias que generen mecanismos y estrategias de apoyo”, puntualizó el texto.

Con la aprobación de la Ordenanza, Vallenar se convirtió en la novena comuna del país en dar un paso como ése, tras  Santiago, Puerto Montt, Chillán, La Serena, El Monte, El Quisco, Puchuncaví y San Antonio.

Notas relacionadas

Tags:

Tal vez te interese