inserta tu búsqueda

Noticias

Reabren discoteca para gays en Temuco tras homofóbico rechazo de vecinos

Compartir

El Concejo Municipal votó a favor de la reapertura del recinto. El Movilh había solicitado al Municipio que en el análisis del caso no considerara, bajo ningún punto de vista, argumentaciones discriminatorias, como la de los vecinos que acusaron al local de ser un “estigma”.

El Concejo Municipal de Temuco, encabezado por el alcalde Miguel Becker, votó a favor de la reapertura de la discoteca para gays DBoys, la cual tras cerrada por aspectos técnicos motivó variadas reacciones homofóbicas de vecinos a objeto de que se impidiera definitivamente el funcionamiento del local.

La reapertura, que fue autorizada el pasado martes, fue valorada por el Movimiento de Integración  y Liberación Homosexual (Movilh), instancia que el 31 de enero pasado solicitó al Concejo Municipal que resolviera el conflicto “sin considerar, bajo ningún punto de vista, argumentaciones prejuiciosas u homofóbicas de algunos vecinos, pues la discriminación es ilegal en Chile.  El Concejo, en síntesis, debe aplicar iguales reglas a todos los locales, caso contrario se dará paso a una discriminación que por cierto enfrentaremos con todas las herramientas legales disponibles”.

La reacción del Movilh había tenido lugar luego de que la dueña del recinto, Yolanda Torres, denunciara ante dicha organización una movilización de vecinos contra el local, ubicado en Aldunate 235, sólo porque éste era frecuentado por personas homosexuales.

En efecto, luego de conocerse públicamente que el local había sido cerrado en enero “por ruidos molestos” y después que la dueña precisara la corrección de ese problema, algunos sectores levantaron la voz contra el local, pero esta vez sólo en virtud de su público objetivo.

Así es como, uno de los vecinos, Claudio Muñoz, indicó el 30 de enero al Diario Austral de Temuco “estoy cansado de sufrir el estigma social y económico de vivir cerca del local”, a lo que su esposa, María Elizabeth Flores, añadió que “yo no puedo traer a mis nietos a la casa. No quiero que escuchen cosas que son irreproducibles”.

El caso debía ser votado por el Concejo Municipal el 5 de febrero, sin embargo el trámite fue postergado, por lo que tres días más tarde Torres presentó un recurso de protección ante la Corte de Apelaciones de Temuco con el patrocinio del abogado Edgardo Lovera, al tiempo que se iniciaron los análisis para recurrir a Ley Zamudio contra los responsables de emitir declaraciones homofóbicas contra el local.

Noticias relacionadas:

Tags:

Tal vez te interese