inserta tu búsqueda

Noticias

Movilh: “Juez Luis Fernández es un ejemplo de humanidad, justicia y profesionalismo”

Compartir

El primer juez en cambiar el nombre y sexo legal de una niña de 5 años dio hoy una contundente y emotiva entrevista a La Tercera, la cual fue enviada por el Movilh a todos los senadores que la próxima semana seguirán el debate de la Ley de Identidad de Género

 

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) calificó hoy al juez del Séptimo Juzgado Civil, Luis Fernández, como “un ejemplo de humanidad, justicia y profesionalismo que pone al Poder Judicial a la altura de los estándares internacionales de derechos humanos”.

El juez, quien autorizó el primer cambio de nombre y sexo legal de una niña de 5 años”, “dio hoy una gran entrevista a la periodista Leslie Araya de La Tercera que marca un antes y un después en la manera como los jueces habían abordado la identidad de género en el espacio público y, en especial, en los medios”.

“Hablamos de un hombre de 71 años, con 42 años de trayectoria, que se define cristiano y que poco tiempo de jubilar marca un hito para los derechos humanos de las personas trans, un precedente que contribuirá a mejorar la calidad de vida de los niños y niñas”, apuntó el Movilh.

“Invitamos a todas las personas a leer esta entrevista y en especial a los senadores y senadoras, a quienes hoy les enviamos un correo recomendándola. Los parlamentarios están analizando la Ley de Identidad de Género. Sin embargo, hay mucha ignorancia sobre la identidad de género en aquellos senadores que se oponen a reconocer la identidad de género de las niñas y niños trans. Aquí encontramos un juez que invita a la sociedad a informarse, a educarse, antes de emitir juicios o votos. Eso es profesionalismo y real servicio público”, finalizó el Movilh.

 

“Es un menoscabo esperar a los 18 años para el cambio de nombre y sexo legal”

Para el juez “los menores transgénero se encuentran en una situación perversa, ellos llevan una vida llena de conflictos emocionales y desde muy pequeños se enfrentan primero con su propia familia, que a menudo no los comprende, luego entran al colegio, donde deben dar explicación de su persona por ser diferentes y así durante toda su vida escolar, donde son discriminados y sufren el bullying de sus compañeros”.

Añadió a La Tercera que “cuando uno no es experto debe leer, debe estudiar. Los especialistas dicen que a los dos años y medio el niño o niña empieza ya a manifestar su género y a los cinco años ya son capaces de hablarlo y expresarlo. Si esa conducta se mantiene constante por más de seis meses, es que ese menor es transgénero. Encuentro un menoscabo el que deban esperar cumplir los 18 años de edad para acceder al cambio de nombre y de sexo registral. Con todo esto muchas veces se ven obligados a abandonar el colegio y, por desgracia, intentan suicidarse más de una vez.

“Una vez leí que en los años 30 un juez por primera vez anuló un matrimonio, cuando eso era imposible. Quizás esta sentencia será recordada así, la primera vez que en Chile un juez le dio la posibilidad a una niña trans de crecer feliz. Ojalá sea así”, puntualizó.

En la actualidad es juez representado por el abogado del Movilh, Jaime Silva, a raíz de un absurda demanda por prevaricación presentada en su contra por el grupo cristiano Comunidad y Justicia.

La entrevista completa se encuentra aquí