inserta tu búsqueda

Noticias

Movilh: Ezzati tiene una visión bélica, totalitaria y ofensiva de las familias

Compartir

En la Catedral Metropolitana, el presidente de la Conferencia Episcopal sostuvo que  Dios quiere una familia sólo compuesta por hombre y mujer y que los católicos deben “defenderse de otras realidades que no expresan la verdad”.

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) acuso hoy al presidente de la Conferencia Episcopal, Rizardo Ezzati, de “negar la realidad social usando un lenguaje despectivo y ofensivo contra la diversidad de familias que existe en Chile, dañando la dignidad no sólo de la diversidad sexual, sino que del país como conjunto”.

Ezzati, según El Mercurio, sostuvo en la Catedral Metropolitana que “nosotros estamos llamados a defender a la familia, como Dios la ha querido y como nuestra razón la descubre, es la unión entre un hombre y una mujer, destinados al amor recíproco y destinados a la fecundidad”.

Agregó que “no es un bien para Chile que la familia se pueda confundir o se la quiera confundir (…). En nuestro días se pretende darle nombre de familia a cualquier realidad social”. A la par, instó a los católicos a llamar por su nombre a “estas realidades” que “aunque lleguen a ser reconocidas por una ley, no significa que la ley exprese la verdad”.

Ezzati “tiene una  visión totalitaria de la familia que ofende a toda aquellas uniones afectivas que se alejan del vínculo exclusivo entre un hombre y una mujer que procree. Daña la dignidad no sólo de las parejas del mismo sexo, sino también de todas familias que se escaquen de su modelo: madres solteras,  padres solteros, abuelos y nietos, sobrinos y tíos,  parejas que no pueden o no quieren procrear, etc. Su negación de la realidad social es alarmante y demostrativa de un desprecio sin límites a la diversidad social”, dijo el Movilh

Este religioso “tiene además una visión bélica, pues promueve pugnas,  diferencias y luchas entre los distintos modelos de familias, al decir que los católicos se deben defender de todo vínculo no compuesto entre hombre y mujer. ¿Defender de qué? Aquí los únicos que atacan, ofenden y agreden a las diversidades familiares son representantes de la Alta Jerarquía Católica. Las familias no están en pugna, ni deben salir al paso de otras porque son distintas a su propia composición, como lo pretende Ezzati en un claro llamado a romper con la armonía y la paz social”.

El Movilh llamó por último a Ezzati a “dejar de engañar a los católicos. Dios no ha dicho, ni ha querido que las familias sean sólo entre hombres y mujeres, ni tampoco ha llamado a los matrimonios heterosexuales a enfrentarse a la diversidad familiar. Esto es un invento que surge de la cabeza del Vaticano y carece de todo respaldo moral  y ético”.

Notas relacionadas:

Radio Cooperativa

El Mostrador

El Dínamo

Terra