inserta tu búsqueda

Histórico: Consejo de Seguridad de la ONU se reúne por crímenes homofóbicos y transfóbicos del Estado Islámico

Compartir

Al cónclave, convocado por Estados Unidos y Chile, asistieron 11 de los 15 países del Consejo. El Gobierno chileno llamó a implementar “respuestas multidimensionales” contra los crímenes de odio y EEUU enfatizó que ninguna religión o creencia justifica las violaciones a derechos humanos de personas LGBTI.


Por primera vez en su historia el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas abordó la realidad de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales (LGBTI) con motivo de los constantes abusos y crímenes propinados el Estado Islámico en razón de la orientación sexual o la identidad de genero de las personas.

El cónclave, convocado por los embajadores de Chile, Cristián Barros, y Estados Unidos, Samantha Power, contó con la asistencia de 11 de los 15 países del Consejo de Seguridad, así como con la participación del secretario general adjunto de la ONU, Jan Eliason, de la Comisión Internacional de Gays y Lesbianas, y especialmente del iraquí Adnan (seudónimo) y del sirio Subhi Nahas, quienes relataron los crueles episodios de discriminación padecidos en manos del Estado Islámico.

En la ocasión, Barros sostuvo que “diariamente hay personas que enfrentan un enorme nivel de violencia y discriminación por su orientación sexual y su identidad de género, agravada en tiempos de conflicto. La erradicación de estos crímenes requiere de respuestas multidimensionales (…) así como la integración de expertos en cuestiones de género en los mandatos de las respectivas misiones, en los equipos de mediación y en los mecanismos de supervisión”.

Power, en tanto, enfatizó que “no hay creencias religiosas que justifiquen lanzar individuos desde los edificios o lapidarlos por amar a otros. No hay valores culturales que excusen negarse a investigar un asesinato, asalto o amenaza de muerte porque la víctima es gay. No se trata de los derechos occidentales impuestos, o el Norte tratando de forzar sus valores en el Sur”

“En muchas partes del mundo, se siguen negando los derechos a personas LGBTI por razones morales. Las leyes se utilizan para criminalizar a las personas LGBTI, en lugar de enjuiciar a las personas que violen sus derechos. Eso debe cambiar”, dijo.

Reacción del Movilh y de autoridades locales

La histórica reunión, denominada “Grupos vulnerables en conflicto: ataques selectivos del Estado islámico contra las personas LGBT”, se realizó en fórmula Arria, es decir fue carácter informar y de asistencia voluntaria, por tanto “la presencia de 11 de los 15 miembros del Consejo de Seguridad demuestra que la iniciativa fue muy exitosa”, resaltó el Movilh.

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), que estuvo en permanente contacto con la cancillería y el embajador Pedro Oyarce a raíz de la reunión, valoró que “se esté tomando conciencia de la grave y doble y brutal vulnerabilidad que padecen las personas discriminadas, como las LGBTI, en contextos donde no hay garantías de respeto a la democracia o a los derechos humanos”.

“Sin duda la reunión no resuelve los problemas de nuestros/as hermanos/as LGBTI en manos del Estado Islámico, pero es un aporte y una contudente señal de que el mundo está preoucupado y, en cosecuencia, habrá una obligación de adoptar medidas concretas y efectivas”.

En este contexto, el embajador Oyarce, calificó de “importante la preocupación” del Movilh sobre “un tema que por primera vez que se trata en el Consejo” de Seguridad.

Por su lado, el jefe del Departamento del Sistema Universal del Departamento de Derechos Humanos de la Cancillería Jaime Godoy, señaló al Movilh que su repartición opinó “positivamente que Chile compartiera rol en convocatoria con Estados Unidos”.

Conviene recordar que este año Chile ingresó al Grupo de Países que se reúne para promover los derechos de la diversidad sexual en la ONU.

Notas relacionadas

Discurso completo de Cristián Barros

Discurso completo de Samantha Power

 The Clinic

Pura Noticia