inserta tu búsqueda

Noticias

Dos hermanos denuncian homofobia física y verbal de parte de familia vecina en Cerro Navia

Compartir

Uno de ellos es feriante, el otro vendedor. Ambos son gays y han sido insultados, amenazados de muerte y  golpeados por una familia que vive frente a su casa sólo por ser homosexuales. El Movilh llegó hoy hasta la casa de los afectados para expresar su apoyo, mientras que el alcalde Plaza comprometió la intervención del municipio.

Con el respaldo del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), dos hermanos, ambos gays, denunciaron una permanente discriminación de parte de una familia vecina, la que se ha traducido en insultos verbales, mofas, amenazas de  muerte contra ellos y su perro,  golpes físicos y ubicación de montones de tierra de cementerio en el frontis de su hogar,  asemejando “brujerías contra el mal”.

Los hechos, que afectan al vendedor Jimmy Andrés Echeñique Cornejo (31) y a su hermano, el feriante Luis Alberto (30),  ocurren diariamente desde el año anterior, cuando llegó como arrendataria al frente de su casa en Cerro Navia una familia compuesta por un hombre, Marcelo Sandoval, su esposa, Ivonne Medina,  y la hija de ambos de 14 años .

Como una manera de expresar todo su respaldo moral y humano a los hermanos  y a su familia, el Movilh llegó hoy hasta el domicilio de los afectados,  a objeto de “demostrar y decirle a todo el barrio que estos hombres no están solos, que cuentan con todo nuestro apoyo”.

En ese sentido, el Movilh anunció que próximamente “presentaremos acciones legales contra los responsables de estos atropellos, haciendo uso de la Ley Zamudio”,  mientras que el alcalde Luis Plaza se comprometió en presencia del mencionado movimiento de la diversidad sexual y de los afectados a citar a la familia responsable de los abusos, para exigir que cesen los atropellos.

“No queremos dar un nuevo testimonio con el rostro desfigurado, con la carta cortada”, dijeron con temor los hermanos en compañía de su madre, una dirigente vecinal y presidenta de los trabajadores de la feria persa de Cerro Navia, que rompió en llantos ante el dolor padecidos por sus hijos y su familia.

Los acosos contra Jimmy y Carlos se expresaron inicialmente con insultos del tipo “maricones” “hay que matar a los maricones”, que Marcela y su hija suelen lanzar desde la ventana del segundo piso de su domicilio, alcanzando los hechos uno de sus puntos más graves cuando la mujer se apostó  el pasado 2 de abril en la tienda de mascotas donde Jimmy trabajaba como vendedor, a pasos de su casa.

“Comenzó  insultarme en forma reiterada por mi orientación sexual y me amenazó con que me rompería  la cara. Luego llegó su esposo quien también comenzó a ofenderme. En ese momento la mujer me dio un golpe en la cara botándome al suelo y entre ambos comenzaron a darme patadas”,sostuvo Jimmy.

“Llame a Carabineros y fuimos todos llevados a la 45 Comisaría de Cerro Navia, donde los funcionarios no comprendieron que esto era discriminación y trataron el caso como riña callejera”, denunció Jimmy.

“Tras esto hecho Jimmy pensó que los abusos cesarían, pero continuaron. Luego la familia comenzó a perseguir y agredir a Luis en la feria donde trabaja y continuaron hostigando a Jimmy en su trabajo. Tanta fue la presión, que este último debió cambiarse de trabajo”, relató el Movilh.

El 13 de septiembre pasado, y raíz de nuevos acosos que se han traducido incluso en ubicar montones de tierra de cementerio en el frontis y el techo de la casa de los hermanos como una forma de brujería contra el mal y en amenazas de muerte contra ellos y su perro, los hermanos volvieron a llamar a Carabineros, pero estos nada hicieron.

“M familia, que notiene ningún problema con que seamos gays, está muy afectada. Estamos todos pasando por difíciles momentos. Mi padre tiene una enfermedad terminal y esta discriminación sólo nos ha traído más problemas”, dijo Luis al clamar por justicia.

El Movilh puntualizó que “la discriminación entre vecinos es una de las menos abordadas, pese a ser recurrente e impactar a diario la calidad de vida de las personas afectadas. Uno de esos  casos  es el que daña la dignidad de estos dos hermanos gays y no descansaremos hasta hacer justicia y hasta que Carabineros dejen de tratar a estos hechos como simples riñas callejeras”.

Durante esta jornada, la prensa intento hablar con la familia denunciada, pero no sólo se negaron a dar testimonio. Además llamaron a Carabineros para denunciar que estaban siendo agredidos. Al conocer los alcances del hecho y la falsedad de esa información, los funcionarios policiales se fueron del lugar.

[AFG_gallery id=’20’]

Notas relacionadas:

Galería Radio Cooperativa

Radio Cooperativa

The Clinic

Mega

El Mercurio

El Dínamo

Terra

Radio Biobío

La Nación

La Discusión

Radio ADN