inserta tu búsqueda

Destacado Noticias

Auxiliar de aseo del Mall Alto Las Condes denuncia a su empleador por lesbofobia

Compartir

Aunque la trabajadora reportó los acosos ante los superiores de la empresa CYG, éstos se han negado a ayudarla o a implementar medidas contra la discriminación.

Con el respaldo del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) una auxiliar de la empresa CYG que trabaja en el Mall Alto Las Condes denunció a su empleador ante la Inspección del Trabajo por lesbofobia laboral.

Los abusos iniciaron en junio pasado, cuando una superior, N.M, “dio a conocer sin mi consentimiento mi orientación sexual frente a terceros, específicamente ante compañeros/as de labores y de guardias una empresa externa, Liderman”, señaló la trabajadora.

“Mientras mis compañeros/as comenzaron a consultarme sobre mi vida privada, guardias de la empresa externa me hostigaron con burlas y obscenidades. “No te vaya a salir el negro de whatsaap” o “Habiendo tanta pichula te quedaste con una zorra” (Sic), fueron algunas de las ofensas que recibí”, señaló.

Añadió que “estos hechos los comuniqué a mi  jefe, el señor S.V, quien comprometió una reunión para abordar lo ocurrido, pero el encuentro jamás se concretó. También hice llegar mi denuncia  al jefe de S.V, el señor C.A, sin embargo, tampoco hubo resultados”.

La vocera del Movilh, Javiera Zúñiga, precisó que “el pasado 15 de septiembre enviamos una carta al gerente general de la empresa, Germán González Politt. Nos respondió una persona identificada como Bernardo Salazar, quien comprometió que haría las consultas sobre la materia. Sin embargo, nunca más supimos de ellos/as y jamás respondieron a nuestra petición de generar políticas antidiscriminatorias que garantizarán la dignidad de la trabajadora”

Por el contrario,  añadió la trabajadora “el  pasado 14 de octubre llegó a mi domicilio una carta de  la designada investigadora del caso, Bernardita Barrera. Ésta sostuvo que tras entrevistar a la encargada de turno y acusada de violentar mi vida privada y a otros trabajadores/as, no hubo “constatación de los hechos denunciados””.

En la carta enviada por la empresa ”no existe claridad de cuáles criterios usaron para descartar los abusos que sufro, los mismos que algunos trabajadores confirmaron. Tampoco CYG se hace cargo de que fui discriminada  e insultada en horario laboral por guardias de otra empresa  a raíz de que una de sus trabajadoras dio a conocer mi identidad. Menos se hace cargo de la empresa de la responsabilidad que les compete a mis superiores, en tanto nada hicieron cuando les informé los acosos que estaban sufriendo”, denunció la auxiliar

La abogada del Movilh, María José Escobar; quien ayer envió otra carta de reclamo a la empresa donde trabaja la auxiliar, afirmó que lo denunciado por la trabajadora  “podría ser constitutivo  de un acto discriminatorio que vulnera los principios de las leyes laborales señalados en el artículo 2 del Código del Trabajo, en lo relativo a la igualdad de trato en el empleo que realiza y además del respeto y protección a la vida privada y a la honra del trabajador(a) y su familia. De ahí que la asesoramos en su denuncia ante la Dirección del Trabajo, mientras analizamos qué otras acciones cursar”.