inserta tu búsqueda

Noticias

Visita de canciller iraní: reunión con Bachelet fue reservada y Heraldo Muñoz marca diferencia en materia de DDHH

Compartir

En medio protestas de la Comunidad Judía y el Movilh, organismos que se reunieron con el Departamento de Derechos de la Cancillería y dejaron un reclamo formal en La Moneda. Los parlamentarios Tarud, Chahuán y Andrade defendieron la visita iraní, mientras que Silber y Farcas la rechazaron.

 

Diversas acciones de protesta efectuaron esta semana la Comunidad de Chile (Cjch) y el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) a raíz de la visita del ministro iraní de Relaciones Exteriores, Mohammad Javad Zarif, quien llegó a Santiago con una comitiva de 60 empresarios y 40 funcionarios Gobierno para establecer alianzas diplomáticas y comerciales.

Desde el martes que ambas organizaciones denunciaron y repudiaron en sus respectivas redes sociales la visita de Zarif, acusando que el Estado Iraní tiene una política de persecución, tortura y muerte contra variados grupos históricamente discriminados.

En el caso de la diversidad sexual, la legislación iraní es draconiana e inhumana: mientras los gays son sancionados con hasta 100 latigazos y las ejecuciones, las lesbianas son torturadas. En tanto, las personas transexuales son sometidas a tratamientos médicos obligatorios para ser “curadas”.

En este contexto, la Cjch y el Movilh se reunieron ayer con el director del Departamento de Derechos Humanos de la Cancillería, Hernán Quezada, resaltando la necesidad de que el Gobierno de Chile expresara públicamente su rechazo a la violaciones a los derechos humanos en Irán.

Acto seguido, el director de la Cjch, Yonathan Nowogrodski, y el dirigente del Movilh, Rolando Jiménez, se dirigieron al Palacio de La Moneda donde dejaron una carta para la presidenta Michelle Bachelet, acción respaldada por los diputados Daniel Farcas (PPD) y Gabriel Silber (DC).

“Como organizaciones sociales, vemos con razonable inquietud que Chile busque afianzar relaciones diplomáticas con un país como Irán, cuyo Estado vulnera sistemáticamente los Derechos Humanos, no respeta las libertades civiles de los ciudadanos que no piensan igual que el régimen imperante y hace una persecución permanente de las minorías religiosas. Lo mismo sucede con la situación de la población LGBTI”, indicó la carta.

“Además, en su calidad de líder de un organismo internacional como ONU Mujeres, señora Presidenta usted debe haber conocido de cerca cómo el Gobierno iraní aprueba el menoscabo y humillación sistemática de las mujeres”, añadió la carta.

La misiva puntualizó que “encuentros como el que sostendrá nuestro Gobierno con autoridades iraníes nos parecen absolutamente contradictorios con los esfuerzos que usted misma como Presidenta está haciendo para construir un país más inclusivo, respetuoso de los derechos humanos, de las minorías, y la diversidad”.

 

Efectos de las protestas

Las protestas ocurrieron mientras Zarif participaba en la Cancillería de un Seminario Económico Comercial Chile-Irán y, minutos más tarde, se reunía con el ministro de Relaciones Exteriores,  Heraldo Muñoz, tras lo cual ambas autoridades firmaron un Memorándum de Entendimiento que establece un mecanismo de Consultas Políticas entre ambos países.

Si bien tras el seminario Muñoz señaló que “los empresarios son bienvenidos para hacer negocios, crear desarrollo, prosperidad y empleo, es una oportunidad importante entre los dos países”, tras reunirse con Zarif marcó diferencias en materia de derechos humanos con Irán.

“En relación a nuestras relaciones bilaterales, hay áreas donde los dos países tenemos diferencias, como en materia de derechos humanos y minorías sexuales. Pero justamente la diplomacia es diálogo, es a veces diferencias y discrepancias y las posibilidades de entenderse”, dijo Muñoz, con Zarif a su lado.

Luego, en la tarde, sostuvo que “Irán sabe cómo hemos votado en materia de derechos humanos y hemos estado en polos opuestos en algunas materias como el apoyo a la diversidad sexual y Chile no va a renunciar a sus posiciones y eso, los países que quieren una relación con Chile tienen que entenderlo con respeto, y eso es lo que hemos percibido”.

El efecto de las protestas y malestar social también se notó en la reunión que Zarif sostuvo en la tarde de ayer con Bachelet, pues para ello no se convocó a la prensa, ni tampoco quedó registro gráfico de la misma, realizándose en total reserva.

Minutos después de la cita, Muñoz precisó que Zarif y Bachelet “conversaron de las áreas donde Chile está de acuerdo con Irán, por ejemplo, el respeto a los tratados y al derecho internacional, tenemos una posición común respecto a este tema que es muy importante para Chile, pero también las áreas de desacuerdo”.

Y mientras el Gobierno marco diferecias, otros validaron sin medias tintas la visita de Zarif, sin hacer ninguna mención a la realidad de las minorías sexuales y religiosas en Irán.

Fueron los casos del diputado PPD Jorge Tarud, y del senador RN Francisco Chahuán.

El primero sostuvo que “yo comprendo perfectamente los reclamos que puedan hacer distintas organizaciones, pero este es un tema de Estado. Hay que privilegiar el interés nacional por sobre cualquier otro interés. Aquí se trata de la defensa de la soberanía de Chile en un tema puntual como es Bolivia”.

Chahuán también se limitó a poner el acento en un eventual injerencia de Irán en los conflictos de Chile con Bolivia, a raíz de la demanda se ese país por una salida al mar. “La visita del canciller iraní es una señal política para nuestro país. Nos permite explicar esta demanda unilateral y poco sustantiva por parte de Bolivia”, dijo.

Similar fue la posición del presidente de la Cámara de Diputados, Osvaldo Andrade, quien tras reunirse con Zarif en el Ex Congreso Nacional sostuvo que “Chile es un país con pluralismo político, pero su política exterior y diplomacia son respaldadas por todas las ramas del gobierno. Chile será un socio de confianza para Irán”.

Por su lado, y en medio de las críticas de las organizaciones de derechos humanos, Zarif señaló a la prensa, con un descaro alarmante y con una permanente sonrisa, que “claramente las Ongs en Chile tienen el privilegio de dar sus opiniones, al igual que en irán. Estamos contentos de tener sociedades pluralistas, donde la gente puede expresar sus opiniones (…) tenemos que conocernos mejor, tenemos que comprometernos con un diálogo más serio respecto a variados temas, incluyendo los derechos humanos. Creo que como somos dos democracias que han tenido relaciones la una la otra podemos tener un dialogo serio franco y respetuoso”

 

Notas relacionadas:

Canal 13

TVN, minuto 14:52

Cnn Chile

24 Horas

Radio ADN

Radio ADN II

Pulso

Radio Cooperativa I

Radio Cooperativa II

Radio Biobio

Noticias Yahoo

La Información

Soy Chile

Infobae

El Universo

La Razón, Bolivia

Bolivia, Ya

Proceso, República Dominicana

20 Minutos, USA

Segundo Enfoque

Protestan contra embajada de Irán en Chile por ejecuciones a mujeres y homosexuales