Ley de matrimonio igualitario ingresa al Parlamento en el Día Internacional de los Derechos Humanos

matri

La propuesta garantiza a parejas y familias homoparentales todos los derechos, incluidos los filiales. Además elimina a la procreación como uno de los fines del matrimonio.  La iniciativa encabezada por parlamentarios DC es  respaldada por un grupo transversal de diputados y el Movilh.

 

En el marco del Día Internacional de los Derechos Humanos un grupo transversal de diputados ingresó ayer formalmente al Congreso Nacional el “Proyecto de Ley que permite el matrimonio igualitario”, una iniciativa ideada por parlamentarios DC y la Comisión de Diversidad Sexual  de ese partido que cuenta con el aporte y respaldo de variadas organizaciones, como el Movilh

El proyecto, encabezado por el diputado Gabriel Silber (DC), cuenta con los patrocinios de los diputados Daniel Farcas (PPD), Matías Walker (DC), Víctor Torres (DC), Roberto León (DC), Aldo Cornejo (DC), Juan Morano (DC), Marco Antonio Núñez (PPD), Hugo Gutiérrez (PC), Daniel Melo (PS) y Joaquín Godoy (Amplitud) y Vlado Mirosevic (Liberal).

La iniciativa legal, que establece 81 enmiendas al Código Civil y a  la Ley de Matrimonio, ya está teniendo excelenetes consecuencias, a sólo a días de anunciarse su presentación.

En efecto, y junto con felicitar a cada uno de los parlamentarios que apoyó esta iniciativa, el Movilh resaltó como “efectos positivos inmediatos del proyecto el reflotar el debate sobre el matrimonio igualitario, mientras que el  Estado acelerará la aprobación del AVP y el Gobierno, seguro, patrocinará esta propuesta o presentará una propia, cumpliendo con ello el compromiso presidencial. Pronto se conocerán las primeras noticias”.

Contenidos del proyecto.

En el proyecto de ley presentado se cambian las expresiones de “un hombre y una mujer” por “dos personas” y las de “marido y mujer” por “cónyuges” en todos los artículos que hacen referencia a los derechos y deberes del  matrimonio, con lo cual se garantiza la igualdad plena entre parejas heterosexuales y homosexuales.

Entre las enmiendas destaca una que equipara los derechos de filiación, sea cual sea la orientación sexual de las parejas. Esta propuesta del Movilh redactada por el abogado Fernando Muñoz  implica una modificación al artículo 31 del Código Civil.

En la actualidad dicha norma sostiene que el “parentesco por afinidad es el que existe entre una persona que está o ha estado casada y los consanguíneos de su marido o mujer”, vocablos que se cambian por “cónyuges.

Especialmente relevante es que se deroga a la procreación como uno de los fines del matrimonio, según se establece en la actualidad en artículo 102 del Código Civil. Por el contrario, se reconoce a la diversidad de familias y de parejas que desean acceder al matrimonio; muchas de las cuales, sea cual sea su orientación sexual, no pueden o no quieren procrear o criar hijos/as; y se establece  como fines del vínculo sólo el “vivir juntos y auxiliarse mutuamente”.

En su mensaje, el proyecto de ley se fundamenta en la idea de que “la subsistencia de un régimen matrimonial excluyente, que impide su utilización por parte de las parejas del mismo sexo, es en sí objetivamente una forma de marginación inconsistente con nuestra Ley Zamudio, con los tratados internacionales en materia de derechos fundamentales suscritos por Chile, y con el principio constitucional de igualdad”.

“El que la Constitución Política de la República declare a la familia como el núcleo fundamental de la sociedad intensifica este argumento. Una institución de tal importancia no puede verse determinada en sus contenidos y contornos por concepciones tradicionales que, aparte de carecer de justificación racional, segregan y marginan a grupos históricamente desaventajados”, se añade en el proyecto.

“Por ello es necesario modificar el actual concepto de matrimonio del Código Civil, el cual, al establecer que dicho vinculo sólo puede ser celebrado entre un hombre y una mujer, representa una exclusión arbitraria que perjudica a los grupos de las diversidades sexuales que aspiran a contraer matrimonio”, puntualiza la iniciativa.

Durante la presentación del proyecto, el Movilh enfatizó que “en este país aún muchos  no comprenden que los derechos de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales (LGBI) son derechos humanos. Algunos sectores han pretendido ideologizar el debate sobre el matrimonio igualitario, sin entender que los derechos humanos son universales y deben respetarse, sea cual sea la religión, creencia o cosmovisión. Con este proyecto de ley, venimos a dar un paso para que los derechos humanos  de la población LGBTI, de sus familias y sus hijos, sean respetados”.

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) puntualizó que “aquí habrá quienes por distintos motivos y de todos los sectores, intentarán separar la discusión pública sobre todos y cada uno de los derechos del matrimonio, llevando por ejemplo al tema de la adopción por otro camino. Pero les decimos desde ya que matrimonio igualitario sin adopción no habrá en Chile. Matrimonio igualitario sin adopción no es matrimonio. Fuimos los primeros en decirlo y quienes más nos hemos movilizado al respecto”.

Redondeó que “aquí se viene un largo debate, lo sabemos. El proyecto ingresado no es el mismo que saldrá. La lucha será, como en todo proyecto de ley, que esta iniciativa u otra sea mejorada y perfeccionada mediante indicaciones”.

La presentación del proyecto de ley de matrimonio igualitario  tiene como contexto la demanda que el Movilh cursó contra el Estado de  Chile en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y que se encuentra en trámite, teniendo justamente como centro del debate y a la posibilidad de salida amistosa a  la adopción.