inserta tu búsqueda

Noticias

Hito: cinta chilena “Una mujer fantástica” gana un Oso de Plata y el Teddy Award en la Berlinale

Compartir

La protagonista, Daniela Vega, dedicó el triunfo a las personas trans asesinadas. Esta es la primera vez que un largometraje chileno con temática LGBTI obtiene el Oso de Plata a Mejor Guión.

La cinta chilena “Una Mujer Fantástica”, dirigida por Sebastián Lelio, brilló en la Berlinale al obtener anoche un Teddy Award como mejor largometraje con temática lésbica, gay, bisexual, transexual e intersexual (LGBTI) y al ganar hoy el Oso de Plata como mejor guión.

mazaylelio“Debemos luchar contra los tiempos negros que corren con belleza, elegancia, con poesía. Por eso quiero dedicar este premio a la maravillosa, valiente y fantástica mujer que está al centro de esta película, Daniela Vega”, dijo Lelio tras recibir el premio junto al co-guionista Gonzalo Maza.

Este último añadió que “el premio corrobora lo que ha pasado en la Berlinale, que es una recepción que nos tiene de cabeza, muy favorable. Nos tiene muy contentos saber que la película se va a estrenar en todo el mundo. La crítica y los comentarios de los jurados han sido muy buenos. Es un premio para el guión, pero también para la película, para el director, Sebastián, y para todos”,

Anoche, había sido Vega quien comentó el Teddy con Cinema Chile. “Este premio a todas las personas trans que han muerto tratando de ser ellas mismas”, dijo.

Agregó que “nos tomamos este gran e importante reconocimiento con muchísima gratitud, esta película es una historia de amor, es un elogio del amor. Y este premio nos recuerda que el amor nació para ser libre y para existir en todas sus formas posibles. Gracias por este honor y por esta noche inolvidable y fantástica.

“Una Mujer Fantástica” relata la vida de Marina (Daniela Vega), una chica trans que enfrenta la discriminación social y familiar tras el fallecimiento de su compañero Orlando (Francisco Reyes).

Los Teddy son entregados desde 1987 a cintas con temáticas LGBTI que participan de la Berlinale y aún cuando su jurado es independiente a la selección oficial del festival son considerados los premios más importante del mundo en su rubro.

En el pasado, cintas chilenas han ganado variados premios vinculados al Teddy, sin embargo esta es la segunda vez que un largometraje se lleva la máxima distinción, tras Nasty Baby, de Sebastián Silva, en 2015. Ese mismo año, San Cristóbal, de Omar Zúñiga Hidalgo, se quedó con el título de mejor largometraje, siendo la única cinta chilena en obtener hasta ahora el triunfo en dicha categoría.

Más aún, esta es la primera vez que una cinta chilena con temática LGBTI se lleva un Oso de Plata, marcando todo un hito.