Fuerza Trans se reúne con el Gobierno para el avance de la Ley de Identidad de Género

fuerzatranselizalde

La coalición de organizaciones solicitó  al ministro Elizalde que el proyecto de ley no sea analizado por la Comisión de Derechos Humanos,  presidida por Van Rysselberghe, así como que el cambio de nombre y sexo legal sea un trámite administrativo y no judicial. Sobre este último punto, ya hay un claro apoyo del ejecutivo.

 

La Fuerza Trans, una coalición de organizaciones que lidera la lucha por la ley identidad de género en Chile, se reunió con el ministro secretario general de Gobierno, Álvaro Elizalde, a quien formularon variadas propuestas y demandas para avanzar en la tramitación de la denominada norma.

La Fuerza Trans; integrada por la Asociación OTD, el Sindicato Amanda Jofré, el Mums y el Movilh; solicitó que el proyecto de ley sea tramitado en la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia y del Senado y no en la Comisión de Derechos Humanos, donde está radicado en la actualidad.

La demanda fue formulada por cuanto la Comisión de DDHH es presidida por la senadora Jacqueline Van Rysselberghe, una férrea opositora de los derechos  de la diversidad sexual que ha calificado a las personas transexuales como “situaciones” raras. El Ministro se comprometió a evaluar esta petición.

A la par, la  Fuerza Trans insistió ante Elizalde en que el proyecto de ley que en la actualidad se tramita en el Senado pase por una profunda y estructural modificación, por cuanto no resuelve el tema de fondo, es decir posibilitar que el cambio de nombre y sexo legal se realice con un trámite administrativo.

En efecto, en la actualidad  las personas trans dependen de la arbitrariedad y tiempos de los tribunales para acceder al derechos humano básico  de ser llamadas por el nombre que quieren y a ser identificadas con el sexo del cual son parte

El proyecto que tramita el Senado mantiene judicializado el proceso,   de ahí que Fuerza Trans pida una reforma estructural o una nueva iniciativa legal, aspecto que ya cuenta con el respaldo del Gobierno.

La población transexual es la más afectada por la discriminación en Chile, pues al no coincidir su identidad de género con lo expuesto en su cédula se ven totalmente imposibilitada de encontrar trabajo o educación en igualdad de condiciones. Tanto así, que un gran porcentaje de las mujeres transexuales debe, por obligación y no por opción, ejercer el comercio sexual como mecanismo de sobrevivencia.