El presidente de Turquía es una persona non grata para la diversidad sexual

turquiapresidente

El Movilh aprovechó la visita de Recep Tayyip Erdogan  a Chile para relatar diversos casos de homofobia en Turquía, como fue la censura a una caricatura que relacionaba al presidente con la homosexualidad.

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) señaló hoy que el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, es “una persona non grata para lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales (LGBTI), pues es cómplice de brutales atropellos contra este grupos humanos”

represionEl mandatario, quien hoy fue recibido en La Moneda por la presidenta Bachelet, “ha hecho oídos a la brutal represión a la que son sometidas por el Estado día a día las personas LGTBI turcas, sólo por tener una orientación sexual o identidad de género diferente”.

Aunque, la homosexualidad no es ilegal en Turquía es interpretada como una inmoralidad, lo que se presta para innumerables arbitrariedades por cuanto tampoco existe una norma que prohíba la discriminación por orientación sexual o identidad de género.

En ese sentido las fuerzas policiales han reprimido las manifestaciones del Orgullo, como quedó en evidencia mundial en junio pasado (fotografía), mientras que en menos de un año cinco páginas web de organizaciones LGBTI fueron cerradas el 2015, sin dar motivos.

“Recep Tayyip Erdogan sabe de estos abusos y los respalda. Uno de los casos más dramáticos ocurrió también el 2015 cuando el guionista Özer Aydogan y el dibujante Bahadir Baruter fueron condenados a 11 meses de prisión por una caricatura que supuestamente hacía referencia a la homosexualidad”, recordó el Movilh.

turquia-homosexualidad-presidenteEn la caricatura , Tayyip Erdogan aparece dándole la mano a uno de los miembros de su Partido Justicia y Desarrollo (AKP). Este último figura haciendo un círculo, al juntar su dedo índice y pulgar, lo que el para el tribunal fue obsceno, pues sugiere una penetración anal entre hombres.

Aydogan y el Baruter negaron la acusación, señalando que esas interpretaciones sólo estaban en la cabeza de quienes los condenaban.

En protesta, el Movilh comenzó a difundir hoy la imagen en redes sociales, al tiempo que llamó al Gobierno chileno a “sensibilizar sobre los derechos humanos a sus socios comerciales”

“No es posible que las relaciones entre países estén limitadas sólo a la economía, obviando violaciones a los derechos humanos. Ello da un pésimo ejemplo al mundo, legitima la censura y la homofobia, y peor aún, demuestra nula sensibilidad y solidaridad con las personas LGBTI turcas”, puntualizó el Movilh.

Notas relacionadas:

Radio Cooperativa